Juegos de Animes


 
ÍndicePortalMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Juegos de Anime
Credito por Version
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» Holaa!
26th Febrero 2015, 15:55 por angel.de.la.estrella

» banea al usuario de arriba
15th Octubre 2014, 03:15 por txaki314

» inagenes de animales chistosos
3rd Octubre 2014, 04:00 por mariaro

» CANDY CANDY VS SAILOR MOON
15th Diciembre 2013, 19:46 por DANIMAR

» EL RECUERDO DE UN VIEJO AMOR (ROMANCE,ACCION)
15th Diciembre 2013, 19:44 por DANIMAR

» nuevas compañeras (romance,accion,aventura,comedia,angustia)
1st Diciembre 2013, 11:59 por SAILOR mercuri

» otra pareja para serena?
30th Noviembre 2013, 20:53 por SAILOR mercuri

» Fichas y Rivales
13th Septiembre 2013, 11:16 por DANIMAR

» Version Ao no Exorcist
13th Septiembre 2013, 10:18 por DANIMAR

Chat
Los posteadores más activos de la semana

Comparte | 
 

 Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
whitemiko
Nueva Aprendiz
Nueva Aprendiz
avatar

Mensajes : 44
Edad : 22
Localización : torreón, coahuila, méxico

juego del rol
.:

MensajeTema: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   6th Febrero 2011, 21:54

Era un día norma en el sengoku y como siempre la pelea matutina, los pájaros vuelan despavoridos después de una aterrador grito seguido de un fuerte golpe.

-SIÉNTATE, inuyasha eres un idiota-dijo una kagome que apenas contenía las lagrimas en sus ojos color chocolate-me voy a mi casa no me sigas idiota.

-valla parece que la señorita kagome se enojo mucho esta vez-dice el monje de ropas moradas soltando un largo suspiro.

-y no es para menos como se le ocurre decirle eso a kagome-decía una exterminadora acariciando a su pequeña gata de dos colas.

-inuyasha eres un perro muy idiota-dice un pequeño demonio zorro, pero inmediatamente es silenciado por un buen golpe en la cabeza.

-buaaa, sango inuyasha me pegó-saltando a los brazos de la susodicha.

-inuyasha no tienes porque pegarle de esa manera ¿que no vez que es apenas un niño pequeño?-dice una enfada sango.

-keh-fue lo único que contestó el hanyou.

-inuyasha, no crees que lo que le dijiste a la señorita kagome fue muy fuerte para ella, digo ella se esforzó mucho cocinando esta deliciosa cena y tú le dijiste que su comida no era buena y que preferías el ramen-le dice pacientemente el monje guardando la calma cosa que sus compañeros no consiguieron lanzándose sobre el hanyou con una lluvia de reproches acerca de su actitud y sus malos tratos para con la azabache.

-Inuyasha eres un idiota como te atreviste a decirle a kagome que seguramente kikyo cocinaría mejor que ella, ¿es que acaso no sabes apreciar lo que kagome hace por ti?-dijo una enfurecida sango.

-Es verdad eres un perro malagradecido a ver si dices que kikyo, cocina mejor que kagome ¿dime donde esta ella?¿donde está tu querida kikyo en este momento haber dímelo inuyasha-dijo aún más enfurecido Shippo dejando asombrados a sango y a miroku.

-shippo-decía gruñendo un enfurecido inuyasha pero el golpe que se esperaba nunca llegó incluso shippo miraba asombrado al hanyou.- tu no sabes nada-dijo inuyasha conteniendo su furia.

-que yo no se nada mira quien lo dice, el que no sabe que kikyo lo odia y el como buen perro que es allá va detrás de ella solo para que lo desprecie, dime inuyasha es que acaso como sabes que kagome te quiere tu la haces sufrir diciéndole eso,¿ tienes idea de lo que le dolió que tu la despreciaras de esa manera e inuyasha-le respondió hábilmente el zorrito.

-shippo-dirigiendo su puño a su pequeña cabeza pero las palabras antes mencionadas por él le hicieron eco en su cabeza."Como pude decirle eso a kagome soy un maldito desconsiderado, ella se esforzó mucho haciendo esta comida para mi, maldita sea como pude ser tan estúpido, kikyo jamás había cocinado para mi y yo le pago de esta manera a la única que lo hace, soy un maldito patán"-y después de ese breve pensamiento retiró su puño cerrado de encima de la cabeza del pequeño zorro y para el asombro de todos los presentes salió corriendo a todo lo que daban sus pies rumbo al pozo que conectaba las dos épocas, dejando a sus amigos con la boca abierta del asombro.

-creo que el mensaje de shippo fue lo suficientemente claro para que le entrara en la cabezota que tiene inuyasha-dijo el monje rompiendo el silencio, producto de la inesperada salida de su amigo a toda velocidad.

-pensé que al menos se iba a quedar discutiendo con nosotros un buen rato más pero no-dijo sango que aún no se componía del momento antes vivido.

-valla parece que regañare más seguido de esa manera a inuyasha, es muy efectivo-dijo triunfante el pequeño zorrito, causando la risa de todos sus compañeros.

-y volviendo con inuyasha-

maldita sea seguramente kagome en estos momentos debe de estar muy enojada conmigo-se reprochaba a sí mismo con cada paso que daba.-"ella no esta enojada está triste idiota sabes muy bien lo que a ella le duele que la compares con kikyo"-reflexionó-maldita sea ¿cuando podré mantener mi bocota cerrada?-bufaba cada vez más fuer te.

-estoy muy cerca ya del pozo solo un poco más-se repetía estando tan solo a unos escasos metros del claro en donde se encontraba el pozo, cuando vio algo que llamó su atención inmediatamente haciendo que parara su alocada carrera.

-kikyo-murmuro, para después seguir a las serpientes cazadoras de la antigua sacerdotisa.

-perdóname kagome-murmurando estas palabras al viento antes de seguir a esas criaturas hasta, donde sabía se encontraba su antiguo amor.

Publicare de dos en dos por que es un fic atrasado xD


Última edición por whitemiko el 8th Febrero 2011, 17:03, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://whitemikogina.blogspot.com/
whitemiko
Nueva Aprendiz
Nueva Aprendiz
avatar

Mensajes : 44
Edad : 22
Localización : torreón, coahuila, méxico

juego del rol
.:

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   6th Febrero 2011, 21:55

Kagome´s POV

Kagome no dejaba de mirar el techo de su rosada recámara, soltaba un suspiro tras otro y no dejaba de pensar en el que desde hacia bastante tiempo se había vuelto el dueño de no solos sus pensamientos si no de su corazón.

—Tal vez fui demasiado mala con él después de todo, yo no puedo reprocharle absolutamente nada, fue mi decisión quedarme a su lado—pensaba Kagome, sin poder evitar el sentirse muy triste y dejando caer alguna que otra lágrima traicionera.

—Siempre soy, la segunda opción, tal vez, lo mejor sería que jamás volviera al sengoku—gimoteaba mirando con detenimiento los fragmentos de la perla que le había causado tanto sufrimiento pero a la vez tantas alegrías—pero si le entrego los fragmentos a Inuyasha jamás podré regresar al sengoku, no puedo, no puedo separarme de él, después de todo el es el culpable de todo—sollozaba aumentando así el correr de sus lágrimas—¿Pero que estoy diciendo?, yo no puedo reclamarle nada, después de todo yo se la necesidad de estar cerca del ser al que amas, yo mejor que nadie, lo sé, el quiere estar cerca de su amada Kikyo—Sollozaba cada vez más fuerte la chica de cabellos azabaches.

—Pero, yo no me puedo dar por vencida—exclamó levantándose con una velocidad insospechada de la cama—¿Cómo puedo estar diciendo tantas tonterías?, yo no soy tan débil, no abandonaré a Inuyasha por tan solo unas palabras con tan poca importancia, después de todo ya estoy acostumbrada a ser comparada con Kikyo tan seguido—exclamó tratando de convencerse a si misma sin buen resultado — "mientes, tu sabes muy bien lo mucho que te duele ser comparada con Kikyo, y más si es Inuyasha quien te lo dice" —es pensamiento resonó en su mente miles de veces, asiéndose saber que tal vez podría engañar a los demás, pero a quien nunca podría engañar es a si misma.

—No hace falta repetirme tantas veces lo que ya sé—murmuró intentando darse los ánimos que tanta falta le hacían—"puede que eso sea verdad, que no puedo evitar sentir como se me rompe el corazón cada vez que veo la mirada melancólica en los ojos de Inuyasha, sabiendo quien es la causante de esa melancolía, pero de algo estoy segura, este sentimiento no se compararía en nada con el dolor de perderlo, y mientras él, no me obligue a irme para no regresar nunca, yo permaneceré a su
lado" —reflexionó dándose cuenta de su triste situación—parece que a mí me gusta sufrir, pero aún así siempre estaré a tu lado querido Inuyasha—soltando estas últimas palabras con un aire de melancolía y se dirigió a su armario, para recoger lo que le hacía falta, para volver al sengoku.

Inuyasha´s POV

—"Maldita sea, ¿porque tenía que llamarme Kikyo, justo cuando iba a disculparme con Kagome?, bueno supongo que lo de Kagome puede esperar un rato más" —se repitió tratando de convencerse a sí mismo de que lo que hacía no estaba mal y no estaba traicionando a la confianza de Kagome. —"¿Cuál confianza? si te has empeñado en hacer que ella deje de confiar en ti idiota"—siendo de nueva cuenta asaltado por un mensaje de su conciencia. —"tal vez lo mejor sería regresar" —pensó, estando tan perdido en sus pensamientos no se percató del aroma floral que se estaba acercando a él, —demasiado tarde— delante de él se erguía la fría figura de la sacerdotisa muerta. —Kikyo—murmuró antes de acercarse a la sacerdotisa que se encontraba justo delante del árbol en donde permaneció dormido durante 50 años.

—Inuyasha, te estaba esperando—pronunció dichas palabras con su singular tono frío, el mismo de siempre.

Kagome´s POV

De repente la tranquilidad en el bello prado donde se encuentra el portal entre las dos épocas se vio interrumpida por el sonoro ruido de una pesada mochila, seguida de un carcaj con flechas, por la queja de la dueña de dichos objetos.

—Ay, que pesado está esto no debí traerme los libros del instituto, ¿para que si ya se que ni siquiera los voy a abrir, como dice Inuyasha, solo traigo cosas inútiles, por cierto en donde está, creí que estaría afuera del pozo, esperándome con un buen repertorio de quejas y maldiciones, bueno seguramente aún sigue enojado, bueno mejor me doy prisa, ya esta por atardecer, me tarde mucho en llegar al pozo, que bueno que Kirara me trajo pero ahora supongo, que tendré que esperarlo en la cabaña de la anciana Kaede—diciendo eso se apresuró a salir del pozo, dirigiéndose rápidamente a la aldea cuando sintió un aura demasiada conocida para ella, dirigiéndose hacia el interior del bosque que se erguía a la derecha de ella.

—Inuyasha—¡que bien así no tendré que esperarlo iré con él! — se alegró inmediatamente por saber que él estaba cerca, que había venido por ella, pero de repente toda esa alegría y optimismo se vio desplazada por una enorme —tristeza, y decepción al reconocer el aura a la que se dirigía su amado hanyou. —Kikyo—pronunció el nombre de la antigua sacerdotisa. —"él no vino por ti, si no por ella, ¿quieres más pruebas de que no le interesas?¿cuanto tiempo más sufrirás para darte cuenta que él no te ama?, adelante ve tras él, para asegurarte una vez, más que no significas nada para él" ese cruel pensamiento resonó varia veces en su cabeza y antes de darse cuenta sus pies ya se movían dirigiéndose hacia donde estaba el dueño involuntario de su maltrecho corazón, y hacia la causante de todos los desprecios por parte del hanyou.

—Inuyasha—sus ojos se llenaron casi instáneamente de incontables lágrimas al ver que el amor de su vida se encontraba a escondidas con la que fuera su vida pasada.

—¿Por qué, porque me haces esto Inuyasha?, si yo te amo ¿Por qué me haces sufrir tanto ¿es que acaso de verdad no te intereso ni siquiera un poco? —sollozó de una manera inaudible, como deseando una explicación, pero a la vez no querer escucharla, pero su ya maltratado corazón se rompió aún más, de ser posible al ver como aquella sacerdotisa obtenía de la manera más fácil, lo que ella más deseaba, posiblemente desde la primera vez que la abrazó, UN BESO de Inuyasha. Veía como el beso tímido del principio había quedado atrás para ver como este daba lugar a uno más apasionado, no ya no podía seguir viendo eso, si no huía en ese momento, no sería capaz de regresar nunca más al sengoku, tenía que olvidar lo que vio y hacer como si nunca hubiera visto nunca nada, engañarse a si misma , engañar a los demás, pero de nada serviría, ella sabía que no lo podría olvidar, como le daba tristeza no ser ella quien despertara esos sentimientos en le hanyou, se sentía inútil, ¿para que se hacía?, si ella bien sabe que siempre lo a sido, —un estorbo eso es lo que soy, después de todo el me lo a repetido tantas veces, lo mejor es irme de aquí—, para JAMÁS volver, y después de ese fugaz pensamiento se levantó inmediatamente, para huir a su casa como la cobarde que era, pero algo se lo impidió, un fuerte temblor sacudió la tierra haciendo que cayera al suelo, inmediatamente Inuyasha se puso en posición de defensa, listo para proteger a la mujer que más había amado en la vida, —supongo, que hasta aquí llegué, me alegro de haberte conocido Inuyasha—pensó dejando ver una triste sonrisa que se borro al ver algo horrible. —¡no puede ser, eres tú! —exclamó Kagome presa del pánico.

Bueno como dije al principio de dos en dos xD ojala puedan dejarme comentarios me encantaria saber su opinion!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://whitemikogina.blogspot.com/
angel.de.la.estrella
Modera Finc S
Modera Finc S
avatar

Mensajes : 3211
Edad : 24
Localización : en la luna con mi artemis XDD

juego del rol
.: camela / sailor crystal

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   8th Febrero 2011, 09:21

muyyyy hermoso amiga saves me encanto no me gusto me encanto ejjejeje sigue asi esta hermoso lindo adorable jejej me gustaria saver que esta pasando o actualiza promto n_N sigue asi n_n amiga una cosa pone en tu fic por favor si es de (romance o accion) por fis amiga eso te falta jejejej n_n


[img][/img]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
whitemiko
Nueva Aprendiz
Nueva Aprendiz
avatar

Mensajes : 44
Edad : 22
Localización : torreón, coahuila, méxico

juego del rol
.:

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   8th Febrero 2011, 17:05

"Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa" Inuyasha´s POV

Me dirijo demasiado rápido hacia donde me conducen esos espíritus, a través de el oscuro bosque, de repente mi conciencia me muestra a Kagome mostrándome su característica sonrisa, que es capaz de calentar mi corazón, pero rápidamente desaparece y es remplazada por un rostro lleno de lágrimas, y mi corazón se rompe en mil pedazos, de pronto me doy cuenta de lo que estoy haciendo, estoy yendo en busca de la persona, que se que si Kagome se entera se pondrá muy triste y de un momento a otro me arrepiento, pero me doy cuenta que ya es demasiado tarde… e llegado.

Kikyo—solo atino a decir, ahí esta ella, con su mismo porte frío de siempre, sin demostrar emoción alguna, ella se acerca a mí, y acerca su mano a mi rostro, y siento su mano fría, la mano de un muerto.

Te estaba esperando, ¿Inuyasha me extrañaste?, supongo que si, porque aquí estas—dijo Kikyo, pero de un momento a ella se lanza precipitadamente sobre mi, dándome un beso al principio suave y tímido, como ella acostumbraba dármelos, pero me asombré de sobremanera, al ver que ella aumentaba la intensidad del beso, y de nuevo viene a mi mente Kagome, y sueño que los labios que en este momento me están besando son los de ella, que desde que la conoció, le han dado la tentación de probarlos, pero como siempre, de cobarde no me atrevo. Pero luego me doy cuenta de lo que estoy haciendo, ella no es Kagome, es Kikyo, hasta creo percibir ese olor que me hace sentir tan miserable, el aroma de sus lágrimas, en el momento que me decido a terminar el beso, la tierra se sacude de una manera terrible, acabando por fin con el beso.

Me coloco en posición de batalla, e inconscientemente me pongo delante de Kikyo para protegerla de lo que ya se que vendrá, un ataque. Pero en ese mismo instante toda la valentía y seguridad salen volando, cuando me doy cuenta que el olor a lágrimas que había creído percibir antes no lo había imaginado ahí estaba, detrás de un árbol…—Kagome—murmuro casi inaudiblemente.

Pero la culpabilidad se ve rápidamente suplantada por el miedo y la angustia, de darme cuenta quien se encuentra detrás de ella,—Naraku, maldito aléjate de ella, intento llegar a sacarla inmediatamente de ahí, pero ese desgraciado es más rápido y atrapa a Kagome, en sus asquerosos tentáculos, apretándola fuertemente haciéndola gritar de dolor, y encerrándose en su maldito campo de fuerza, haciendo imposible mi rescate—Kagome, yo te salvaré—pero ella me lanza una mirada extremadamente fría, si se puede más que la de Kikyo, mostrándome sus ojos llorosos, enseñándome el porque de su ánimo, y luego dirige su mirada hacia su captor.

Naraku, suéltame en este instante, me das asco—dirigiendo una mirada de repugnancia hacia ese ser que mostraba una sonrisa arrogante, —valla, valla , pero que estas diciendo Kagome, como te puedo causar repugnancia, si permites que la basura de Inuyasha te toque cada vez que le plazca, ja, definitivamente a las mujeres nunca se les entiende—diciendo eso último apretando aún más fuerte su pequeño cuerpo haciendo imposible que ella alcance su carcaj y su arco, dejándola indefensa.

¡Maldito bastardo no te atrevas a hacerle algo, desgraciado!, pero el me ignora dirigiéndose de nuevo a Kagome,—vamos Kagome, ya te diste cuenta que ese hanyou, además de malagradecido, es inútil, no es capaz de cumplir lo que está amenazando, solo es capaz de hablar, y por lo visto también esa basura es capaz de darse el lujo de jugar con dos mujeres, dime Kagome, ¿quien es la escoria aquí?—esas últimas palabras hicieron click en mi cabeza, yo soy un maldito medio demonio, que en su vida había siquiera soñado con alguna vez tener a una persona que quisiera compartir su vida con él, y ahora que a encontrado a una, el la trata de esa manera, yo soy la escoria aquí.

Cállate, de cuando acá, tu das consejos de pareja, a ti que te importa—dice una iracunda Kagome, que no le hacía falta decir que lo odiaba, se le notaba en los ojos, se notaba que a pesar de todo ella sabía que lo que ese maldito era verdad—pero no se moleste señorita Kagome, yo solo digo la verdad, aunque debería decir, que para ser la reencarnación de Kikyo es muy ingenua—contestó hábilmente, dando justo en el clavo, haciendo que Kagome explotara.

No te atrevas a compararme con ella, no nos parecemos en nada, jamás me vuelvas a comparar con ella, no te lo permito—gritó mientras intentaba zafarse al menos para alcanzar su arco, lo cual fue inútil pues no los alcanzó, yo me sentía impotente de no poder salvarla y ni siquiera lograr ayudarla, solo podía observar, solamente eso y sentirse inútil por no poder protegerla, lanzando maldiciones contra Naraku.

Así que te molesta que te comparen con ella entonces que te parecerá esto y de un rápido movimiento, lanzó otro de sus tentáculos contra Kikyo, que se había quedado atrás, tomándola por sorpresa e inmediatamente la apresó dentro de su campo de fuerza. —Mierda, suéltalas Naraku, con el que debes pelear es conmigo, no con ellas, no seas cobarde—exclamé de una manera extremadamente intimidante, lanzándome contra su campo de fuerza en un acto desesperado por salvarlas, pero fui velozmente repelido por el campo y en lugar de molestarse, solo aumentó su sonrisa, y me di cuenta de su trampa.

—¿Qué pasa Inuyasha, cuando atrapé a Kagome no reaccionaste de esta manera, será acaso que no te importa lo suficiente, como para hacerme frente?, ya viste Kagome a ese estúpido no le interesas en lo más mínimo, eres solo su detector de fragmentos, la segunda opción, la otra, jajaja—soltando esas palabras con sumo veneno para entristecer a Kagome, pero no lo conseguirá, Kagome sabe lo importante que es ella para mí, y que yo nunca le fallaría.

—No tienes derecho a entrometerte en los asuntos de lo demás, y si esto es lo que quieres oír te lo diré, yo se que no significo, ni la mitad de lo que Kikyo es para Inuyasha, ¿y que?, no me interesa, para mí es suficiente estar a su lado, eso no evita que yo siga sintiendo lo mismo por él—dijo Kagome a derramando muchas lágrimas, pero con una voz firme, sin dudas, muy segura de lo que decía.—"Kagome ¿es que acaso crees que no significas para mi nada?, eso no es verdad eres muy importante en mi vida"—muy bien después de tu impresionante declaración, ¿creo que no te molestará que te ayude cierto?—respondió con una sonrisa socarrona en sus labios,—¿ehh?, ¿que es lo que planeas Naraku?—respondió una confundida Kagome.

—Pues es simple las sacaré de su miseria a las dos y de paso te ayudaré Inuyasha, para que ya no haya problemas sobre cual te decides jajaja—gritó con una voz que escondía algo terriblemente malvado.—¿Maldito que planeas hacer?, ¡no te atrevas a dañarlas!—exclamé completamente furioso.

—Jajaja, vamos Inuyasha, será divertido ver esto y luego saca a ambas mujeres del campo de fuerza y las coloca sobre el acantilado que había unos metros atrás, sentí como el alma se me iba del cuerpo al ver sus intenciones, quiere que deje morir a una de las dos,—¡eres un bastardo Naraku!, como te atreves, ¡te mataré!—bufé completamente furioso, a lo que él contestó—sí, pero antes de que eso suceda…tendrás que elegir a quién salvar o ambas morirán.

—¡Malnacido! Nooo ,Kagome…Kikyo—grité corriendo hacia el acantilado al ver como el soltaba a ambas sacerdotisas, maldición, perdóname, por favor, dije esto último abrazando a la mujer que no podría salvar…

hola amiga!!aqui te deje otra conti!!como lo prometi son dos!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://whitemikogina.blogspot.com/
whitemiko
Nueva Aprendiz
Nueva Aprendiz
avatar

Mensajes : 44
Edad : 22
Localización : torreón, coahuila, méxico

juego del rol
.:

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   8th Febrero 2011, 17:06


Kagome´s POV

—Pude sentir que ese ser emana una increíble aura demoníaca, pero no necesito verlo, para saber quien es,—¡Naraku!—solo alcanzo a decir eso antes de que ese monstruo me atrapara con uno de sus resistentes tentáculos, hago todo lo posible por zafarme de su agarre, pero se de antemano que es imposible, él aprieta aún más el agarre haciendo que grite de dolor al sentir como mis huesos empiezan a resentir la enorme compresión, seguramente de seguir así, no la contaré, escucho los gritos desesperados de Inuyasha, haciendo que me volviera a verlo, para pedirle ayuda, pero entonces recordé.

—"A él no le interesa lo que me pase, soy tan solo el premio de consolación",— por lo que le lancé una mirada increíblemente fría y llena de rencor, tristeza y decepción, haciendo que su cara desencajada muestre asombro, lo cual no me sorprendió, seguramente me e de ver peor que Kikyo,—"maldición, hasta en eso me debo parecer a ella"—por lo que decido dirigir mi mirada hacia Naraku, que hasta ese momento había sido ignorado, para que mi furia, fuera desahogada en ese desgraciado.
—Naraku, suéltame en este instante, me das asco—y mandándole una fiera mirada al maldito, fue una mala elección el haberme puesto a discutir con él, lo supe en el momento que mostró una sonrisa arrogante y socarrona.
—Valla, valla, pero que estas diciendo Kagome, como te puedo causar repugnancia, si permites que la basura de Inuyasha te toque cada vez que , que le plazca, ja, definitivamente a las mujeres nunca se les entiende—apretándome aún más al notar que intentaba tomar mi carcaj y mis flechas, pero me descubrió y me lo impidió.—Escuché que Inuyasha le gritaba mil maldiciones para que me soltará, pero el simplemente lo ignoró y me dice.

—Vamos Kagome, ya te diste cuenta que ese hanyou además de malagradecido es inútil, no es capaz de cumplir lo que esta amenazando, solo es capaz de hablar, y por lo visto esa basura también es capaz de darse el lujo de jugar con dos mujeres, dime Kagome, ¿Quién es la escoria aquí?—señaló hábilmente Naraku.

— "Malito como se atreve a compararse con Inuyasha, si bien el me hace sufrir, el por lo menos lo hace sin querer, pero el es un desgraciado que comete actos horribles"—cállate, de cuando acá tu das consejos de pareja, a ti que te importa—contesté dejando ver la ira que sentía en ese momento.
—Pero no se moleste señorita Kagome, yo solo digo la verdad, aunque debería decir , que para ser la reencarnación de Kikyo es muy ingenua—contestó cínicamente aquel híbrido.—eso último hizo que la furia, se mostrara en todo su esplendor, no podía soportar que me compararan con ella, haciendo que perdiera lo último que me quedaba de control de mi mente, dejando fluir todo lo que sentía en ese momento.

— No te atrevas a compararme con ella, no nos parecemos en nada, jamás me vuelvas a comparar con ella, no te lo permito—le grité intentando alcanzar mis armas, mientras oía que afuera del campo de fuerza Inuyasha soltaba mil y un maldiciones en contra de Naraku.

—Así que te molesta que te comparen con ella, entonces…que te parecerá esto—expresó mientras con una gran velocidad alcanza a Kikyo con uno de sus tentáculos y la introduce dentro del campo de fuerza.—Y vi como Inuyasha se lanzaba desesperadamente en contra de la barrera, vociferando que nos soltara, sonreí con tristeza, ahora que Kikyo está en peligro, a entrado en pánico.

—¿Qué pasa Inuyasha, cuando atrapé a Kagome no reaccionaste de esta manera, será acaso que no te importa lo suficiente, como para hacerme frente?, ya viste Kagome a ese estúpido no le interesas en lo más mínimo, eres solo su detector de fragmentos, la segunda opción, la otra, jajaja—expresó haciéndome caer en un dolor aún más profundo que el que ya sentía, era verdad, yo no significaba nada para Inuyasha, pero…no me vencerá ese desgraciado.

—No tienes derecho a entrometerte en los asuntos de lo demás, y si esto es lo que quieres oír te lo diré, yo se que no significo, ni la mitad de lo que Kikyo es para Inuyasha, ¿y que?, no me interesa, para mí es suficiente estar a su lado, eso no evita que yo siga sintiendo lo mismo por él—grité mientras derramaba abundantes lágrimas,—"lo sé yo no significo casi nada para Inuyasha, quizás ni siquiera su amiga, solo…una herramienta.

—Muy bien, después de tu impresionante declaración, ¿creo que, no te molestará que te ayude cierto?—dijo, mostrando una de sus espeluznantes sonrisas, un escalofrío recorrió mi cuerpo—¿ehh?, ¿Qué piensas hacer Naraku?—pregunte bastante confundida y con un gran temor de lo que viniera.

—Pues es simple las sacaré de su miseria a las dos y de paso te ayudaré Inuyasha, para que ya no haya problemas sobre cual te decides jajaja—era justo lo que me imaginaba,—"maldito".
—Escuche como Inuyasha después de eso volvía a arremeter en contra de la barrera, gritando que no se atreviera a dañarnos—"será dañarla, por que solo le interesa ella" pensé, sintiendo mi corazón doler al observar su rostro desencajado.

—Jajaja, vamos Inuyasha, será divertido ver esto—bufó Naraku y nos sacó a ambas de la barrera y nos colocó sobre un acantilado que estaba a algunos metros de la escena.—Sentí como mi corazón comenzaba a latir más fuerte, esta decisión era muy cruel, a pesar de conocer sus sentimientos, no se a quién de las dos va a salvar.—Inuyasha gritaba cada vez más fuerte y corrió hacia nosotras al ver sus intenciones.

—Sentí como la presión en mi cuerpo desapareció y el golpe del aire debido a la caída libre, de pronto se apoderó de mi una sensación de completo pánico y desesperación,¿ esta era mi forma de morir? ¿Ser reducida a puré al estrellarme con toda la fuerza de la gravedad, contra el suelo?, "siempre odié la física, hubiera preferido no saber en cuanto tiempo moriré y con que fuerza caeré".

—De repente sentí como unos poderosos y cálidos brazos me sujetaban y me oprimían contra un musculoso pecho, mi corazón aumentó su ritmo y me abracé a él con todas mis fuerzas,—"me eligió a mí, soy tan feliz, él me ama"—pensé.

—Inuyasha yo…—estaba a punto de decirle que lo amaba con todo mi ser y que le agradecía infinitamente que él me concediera la oportunidad de compartir mi vida con él.—Pero fui interrumpida por algo que me dejó helada.

—Perdóname, por favor, Kagome, perdóname—diciendo eso último me soltó y se apoyó en una pared para alcanzar a Kikyo y sujetarla, e incrustar una de sus manos en la irregular pared del acantilado.

—Todo eso lo vi en cámara lenta, al irme alejando de esa figura roja que sujetaba a una blanca con rojo, pude sentir como lo poco que quedaba de mi corazón se destrozaba y era pisoteado justo delante de mí, un dolor insoportable se apoderó de mi pecho, haciendo incluso que me faltara el aire.—"Me traicionó, jamás signifique nada para él, una herramienta, eso es lo que yo era, solo eso, ni siquiera dudó ni un instante, me odia, quiso hacerme sufrir y sentirme miserable los últimos segundos de mi vida, me hizo creer que me había escogido a mí, me hizo pensar que todo lo que pasé junto a él había significado lo mismo para él que para mí, no puede ser…"—sentía como me hundía en aquel precipicio, no solo el físico, si no en el que caía mi alma muerta, por que así era como se encontraba…muerta.

—Sentí como una de mis mangas se atoraba en una rama que sobresalía de la irregular pared del abismo, como si me kami estuviera otorgándome la gracia de la vida, una vez más, me sujeté a ella con fuerza para no caer más en aquel precipicio.—Pasaron algunos minutos en los que solamente seguía ahogándome en mi propio llanto, por la traición del ser amado,—"por que en todo tengo que ser la sombra de Kikyo hasta en los momentos previos a mi muerte…la traición del ser amado..".—De repente mis humillantes pensamientos fueron interrumpidos por una gran explosión y un atronador grito de parte de Naraku, y luego la nada, que duró muy poco para escuchar el ruido que causa un cuerpo al caer.

—¡Kagome!, ¡estás bien!—escuché esa voz que era capaz de cambiar el ritmo de mi muerto corazón.—Levanté mi cabeza del vacío y vi su rostro feliz y aliviado.

—Inu…Yasha…—el tomó mi mano con firmeza y me transmitió su calidez.

—Gracias a kami estas bien, por favor perdóname, yo no quise…—esa palabra…perdóname siempre lo e hecho, pero no esta vez…—me empecé a reír sin humor una risa llena de infelicidad e ironía , interrumpiendo sus vacías palabras.

—¿E escuchado bien Inuyasha?¿quieres que te perdone?, eso fue lo que me dijiste justo en el momento que decidiste que mi vida no valía lo suficiente para siquiera, ser respetada en el último instante de su vida.—le dije de un modo mucho más triste y decepcionado que furioso y herido, que era como debía estar, pues la verdad es que no estaba molesta, estaba…decepcionada.

—¿Qué quieres decir Kagome?—preguntó bastante confundido, apretando más nuestro agarre, sonreí de manera irónica, "nunca a sido muy brillante".

—Quiero decir que, en tu decisión no dudaste ni siquiera un instante en a quién ibas a salvar,—el rostro de él, desapareció debajo de su fleco, —yo no te estoy diciendo que era tu obligación salvarme, pero no tienes idea de cuanto me dolió ese abrazo que me diste,—el levantó la cabeza, mirándome entre avergonzado y confundido,—si, Inuyasha, yo no te pedía que me salvaras, pero lo que más me duele es que aún en el último instante demostraste lo poco que te importaba mi existencia, mi sufrimiento, si solo me hubieras dejado caer y me hubieras dicho que te perdonara y que no dudara lo mucho que significaba para ti, no dudes que ahora mismo yo estaría allá arriba, a tu lado de que yo misma hubiera subido a tu encuentro, por que te hubiera perdonado, pero… ese abrazo me dio falsas esperanzas, me hizo creer que me habías escogido a mí, que deseabas pasar tu vida junto a mí, pero no tienes idea de lo que me dolió que me pidieras perdón y me soltaras, yo en ese momento iba a decirte…—callé, no valía la pena decirlo, el había jugado conmigo, con mis sentimientos, yo no le importaba.

—Por favor Kagome perdóname, no sabes cuan arrepentido estoy, no se por que hice eso, debe ser por el juramento que le hice a Kikyo…—Inuyasha, ¿recuerdas lo que me prometiste el día que obtuviste a tessaiga?,—su rostro inmediatamente dejo de mirarme y se volvió a esconder debajo de su fleco,—lo juraste frente a la tumba de tu padre, frente a Sesshomaru y Mioga, ¿y recuerdas el juramento que yo te hice Inuyasha? , ¿lo recuerdas cierto?, prometí quedarme a tu lado para siempre…lamento decir que esta vez seré yo la que no cumplirá su juramento…Inuyasha.

—Acabando de decir esas palabras el me miró directamente a los ojos, que seguramente en estos instantes deben estar llenos de lágrimas.—¿Qué quieres decir con eso Kagome?—preguntó bastante asustado, seguramente se dio cuenta de mis intenciones.

—Que la verdad esta vez yo faltaré a juramento que te hice Inuyasha, yo ya no puedo permanecer en este mundo después de saber que no soy nada para ti—sollocé casi inaudiblemente, pero sentí como el apretaba mi mano intentando contenerme.

—No lo harás Kagome, no lo permitiré—yo sonreí para mis adentros "el siempre ha pensado que soy débil"—Inuyasha, no podrás hacer nada…y no supe como pero mi energía espiritual salió por mi mano causando una fuerte descarga eléctrica en su mano para que me soltara, para poder acabar con mi miseria cosa que hizo, pero inmediatamente me volvió a sostener a pesar de que seguía quemándolo, pude sentir como su mano empezaba a sudar, por lo que la mía empezó a resbalar.

—Inuyasha, no podrás hacer nada, eso es lo que yo quiero, ¿recuerdas una vez que yo te dije que yo jamás podría hacer lo que Kikyo hizo?, ¿lo de morir por ti?—sus ojos comenzaron a derramar lágrimas, lo cual me sorprendió de sobremanera, haciendo que las mías aumentaran, me duele tanto aceptar que hasta en eso soy la sombra de ella, me traicionaste y por eso voy a morir Inuyasha.

—¡No por favor Kagome, no me hagas esto!—me suplicó apretando mi mano intentando salvarme de mi inevitable caída.

—Inuyasha, debes saber que a pesar de que yo moriré de la misma forma que Kikyo yo no te llevaré conmigo,—sus ojos se abrieron de asombro,—si Inuyasha, por que a pesar de todo todavía…te amo—y diciendo esto solté mi mano lo cual debilitó considerablemente el agarre de nuestras manos, haciendo que la mía comenzara a resbalar.

—¡No por favor Kagome!¡no!—exclamó intentando sostenerme, lo cual era inútil, sin mi cooperación era imposible.

—Adiós Inuyasha, siempre te amaré…—lo dije en el instante que derramaba mi última lágrima y mi mano fue sometida a la fuerza de gravedad haciendo que cayera al vació—por siempre—grité, mientras veía por última vez el rostro de mi amado, mi amado… Inuyasha.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://whitemikogina.blogspot.com/
Hinamori Amu
Princesa Plut
Princesa Plut
avatar

Mensajes : 618
Edad : 18
Localización : en la ciudad miel con papas

juego del rol
.: princesa isis

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   8th Febrero 2011, 20:30

amiga esto es inevitabled pasar o que oe no lo dejes asi por favor actualia quiero saber que va a pasar y por que sa maldita de kikyo tenia que aparecer la odio la odio amiga actualiza
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
whitemiko
Nueva Aprendiz
Nueva Aprendiz
avatar

Mensajes : 44
Edad : 22
Localización : torreón, coahuila, méxico

juego del rol
.:

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   8th Febrero 2011, 21:46

Inuyasha`s POV


—Todo ocurrió demasiado rápido en un segundo yo sostenía su mano luchando por retenerla en este mundo, miré esos ojos que antes siempre irradiaban una luz sin igual, una luz, que era solo para mi, pero ahora no la encontraba por ningún lado, esa vitalidad quedó reducida a nada por el gran dolor que se reflejaba en su mirada, no podía soportar verla así y me destrozaba saber que quien la causa ese dolor en el alma soy yo y nadie más que yo.

—Inuyasha, debes saber que a pesar de que yo moriré de la misma forma que Kikyo yo no te llevaré conmigo,— si Inuyasha, por que a pesar de todo todavía…te amo—no podía creer lo que mis orejas estaban oyendo, Kagome me declaraba sus sentimientos en esta situación como está pero de pronto comprendí, esto no era una declaración, si no una despedida, sentí como su mano soltaba a la mía y como ella comenzó a resbalar hacia el vació,—"no ella no puede morir, no por mi culpa, no ella no por favor"—pensé mientras mi alma se desgarraba lentamente.
—¡No por favor Kagome!¡no!—era tanta la impotencia que sentía, la rabia, la tristeza pero más que nada la culpa y el suplicio que sufría mi triste alma, pero sabía que si la perdía esto no sería nada comparado con perderla, su mano estaba a milímetros de soltarse, no quiero pasar de nuevo por esto perder a alguien tan importante para mi, no, el sentido de mi existencia.

—Adiós Inuyasha, siempre te amaré…—"no, no me dejes, yo no puedo vivir sin ti"—pensé con incontables lágrimas en lo ojos.—Después de eso vi como su hermoso rostro se alejaba cada vez más de mi y me miraba con una dulzura infinita, mientras se precipitaba al vació.
—Mi mente no reaccionaba, en ella aún sonaban las palabras de Kagome, pero en cambio mi cuerpo si reaccionó lanzándose justo detrás de ella, tenía que salvarla tenía que protegerla, una vida sin ella no es vida, no debo dejar que tenga su mortal encuentro con el suelo.
—¡Kagome!—exclamé, pero ella solo me miraba, —¡dame tu mano!—más sin embargo ella no hacía el mínimo esfuerzo de zafarse de su muerte.
—Al menos, tu serás lo último que mis ojos vean antes de morir, me alegro tanto, por que es lo más bello que jamás habían visto, y será lo último que verán.—no será lo último, tu tienes una vida por delante, no acabarás con ella por alguien tan insignificante como yo—sollozé mientras seguíamos cayendo y yo intentaba llegar inútilmente a ella,—sentí como una de sus lágrimas caía en mi mejilla efecto de la fuerza de la caída y escuchaba un "adiós para siempre!" y escuche el horrible impacto, el más horrible sonido que haya escuchado jamás, el sonido de el fin de la vida de mi amada, mi amada Kagome.
—La sangre de ella impactó en mi cara,— "no ¿porque ella?¿ porque tenía que fallarle a ella? ella es el único ser que me a aceptado como soy, que me amado realmente y que confió sinceramente en mí, me daba tanto, y yo nunca le daba nada, ella daba su vida por mí y yo nunca se lo agradecía, ella actuaba como una esposa para conmigo y yo solo como un desgraciado, ella siempre me regalaba una sonrisa y yo le daba una queja, que injusto era con ella, por fin me doy cuenta… ella lo es todo para mi, es mi mundo y mi felicidad, pero por que fui tan cobarde, por que la tenía que traicionar.
— sentí el fuerte golpe contra el suelo, pero eso es insignificante para mi, me acerqué inmediatamente a su cuerpo, pero una pequeña luz de esperanza iluminó mi mundo cuando me di cuenta que aún respiraba, si aún no estaba todo perdido, ella aún vivía, y aún había esperanza.—Justo detrás de mi sentí como Kirara aterrizaba, con Sango, Miroku y Shippo y casi no escuche el grito de horror de Sango y el llanto de Shippo por escuchar los latidos del corazón de ella.
—¡Kagome! amiga no ¡por favor! Miroku ¿Por qué?¿porque pierdo a las personas que quiero?—gritó dolorosamente mientras se lanzaba a los brazos del susodicho para buscar consuelo y Shippo se unía a ellos llorando, para después el pequeño grupo silenciar su ruidosa lamentación, cuando escuchamos una débil, pero sin dejar de ser hermosa una voz.
—Inuyasha, amigos, parece ser que ni siquiera puedo morir, pero me alegro por que así me podré despedir de todos—sollozó mientras abría sus hermosos ojos y tosía un poco de sangre, me partía el alma verla así, por lo que la levanté del suelo para que pudiera hablar más claramente—Kagome yo…—pensaba decirle algo que la hiciera sentir mejor, pero ella me ignoró llamando a Sango.
—Sango—llamó a la joven exterminadora, que inmediatamente se alejó de Kirara y lanzándose se arrodilló al lago de la pelinegra.—Sango, lamento dejarte sola, pero quiero decirte que eres mi mejor amiga y deseo que seas muy feliz, te lo mereces, tú y Miroku, merecen tener una vida juntos y vivir esa felicidad que les a sido negada, quiero decirles que no importa lo que pase, yo siempre estaré a su lado y les deseo la mayor de las felicidades—y finalizando abrazando a ambos y uniendo sus manos y dándoles un beso en la mejilla a cada uno.
—Shippo, ven por favor—y el pequeño zorro literalmente voló a su lado,—quiero decirte que a pesar de dejarte solito confió plenamente que tu alcanzarás todas tus metas y serás alguien que nos hará sentir orgullosos, aunque eso no tien caso yo siempre lo estado de ti, te quiero como si fueras mi hijo—diciendo eso último lo abrazó derramando miles de lágrimas y lo soltó para después toser de nuevo pero más fuerte, mi corazón se contrajo, el final estaba cerca.
—Amigos, ¿podrían dejarnos solos?—aunque llorando todos obedecieron, dejándonos solos, es mi oportunidad de decirle todo lo que siento por ella—Kagome yo tengo que decirte…—pero ella puso un dedo en mis labios, y me dijo—¿podrías sentarme en tus piernas? Por favor, quiero estar más cerca de ti—yo la obedecí inmediatamente,—¿recuerdas esta escena? solo que antes era al revés, quiero decirte que eres lo mejor que me a pasado y no me arrepiento de haberte conocido, todo este tiempo a tu lado significo tanto para mi, me enseñaste a amar, y eso nunca lo olvidaré, pero debo decirte que haré lo posible para no volver a reencarnar, no quiero crearte nuevos problemas—dijo con pesar,—no podía creer lo que decía—tu jamás as sido un problema y deberías de saber que todo este tiempo a tu lado significó lo mismo para mí, y es por que yo te…—pero esta vez su voz me frenó—ni lo digas, no te esfuerces no tienes por que mentirme, me lastimaría más, pero quiero pedirte una última cosa—sollozó casi sin aliento—¿ puedo besarte?—mis ojos se llenaron de lágrimas, si era posible aún más—no tienes por que pedirlo—finalicé, y me acerqué lentamente a ella, pero ella esquivó mis labios y me besó en la mejilla,—yo me sorprendí,¿ por que hizo eso?.
—Yo se aún en estos momentos que tu no me perteneces y yo nunca te obligaría a nada, te perdono, después de todo por el amor..hacemos todo—dijo colocando su mano en mi mejilla—, solo quiero esto antes de irme para siempre, quiero decirte que te amo y siempre lo haré, adiós para siempre, mi amor…—dijo al momento que cerraba sus hermosos ojos chocolate y su mano caía sin vida sobre ella.
—No puede ser—dije llorando desesperadamente, nada nunca fue una mentira, mi amor, tu podías besarme cuando quisieras, dije besando sus labios que ya iban perdiendo su color.—Te amo Kagome—finalicé antes de abrazar su cuerpo inerte con desesperación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://whitemikogina.blogspot.com/
whitemiko
Nueva Aprendiz
Nueva Aprendiz
avatar

Mensajes : 44
Edad : 22
Localización : torreón, coahuila, méxico

juego del rol
.:

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   8th Febrero 2011, 22:02

Reclamos
Un espectáculo lamentable tiene lugar en el fondo de un precipicio, se vea un joven de largos cabellos color plata, abrazar el cuerpo ensangrentado de una joven, con una desesperación que era capaz de llegar hasta el más frio de los corazones, no muy lejos de ambos jóvenes se encontraban los amigos de ellos, un joven monje abrazaba con profunda tristeza a una exterminadora, que lloraba desconsoladamente, mientras él a duras penas contenía las lágrimas, y un pequeño demonio zorro abrazaba a una pequeña gata en busca de consuelo.

Inuyasha´s POV

—¡Kagome!¡por favor responde!—gritaba sacudiéndola, —por favor esto no se puede quedar así, ¡no me abandones!, por lo que más quieras, abre…los…ojos—finalicé al momento en que el llanto bloqueó mi garganta formando un nudo.

Sostengo su cuerpo, ese hermoso cuerpo que contenía a la persona más hermosa que e tenido la dicha de conocer, se que no puedo controlar las lágrimas, y no me importa, ni todas las lágrimas que pueda derramar en toda mi vida serán suficientes para llorar su pérdida.

—¡Kagome!¡Kagome!, perdóname, perdóname, no me alcanzará la vida, para dejar de arrepentirme, desde que te conocí, mi vida cobró el sentido del que antaño carecía de un objetivo, yo…yo debía protegerte, eras mi vida—sollocé, —no es justo, ¿porque la vida siempre me quita lo que más amo?, primero mi madre, luego Kikyo, pero…tu Kagome me diste la fortaleza para sobreponerme a esa pérdidas, llenaste mi existencia de alegría y amor, cuando antes era opacada por el dolor—susurré al oído de ella.

—Nunca esperaste nada de mí, a pesar de que yo no merecía nada de ti, tu me dabas lo mejor de ti, tu me dabas tu cariño y comprensión y yo te daba mis reproches y molestias, me colmabas de atenciones, me brindaste tu confianza desde el primer momento, y yo…y yo siempre te traicionaba—gimotee.

—Sin embargo yo…yo no puedo resignarme, tu no merecías morir, aquí el único que merece morir soy yo, yo soy un ser sucio, que no merece ni el más mínimo de los afectos, antes de ti, yo…no tenía razón por la cual luchar, a penas y tenia el estúpido deseo de convertirme en un demonio completo, pero llegaste tú y le diste una razón a mi miserable existencia, tu curaste las heridas de mi corazón, siempre estabas ahí justo cuando te necesitaba—susurré a su oído, con la voz quebrada.

Al estar tan ensimismado con ella no me di cuenta en que momento mis amigos se acercaron a mí hasta que el olor de las lágrimas de Sango y Shippo interrumpieron mi desolación, pude ver como el monje abrazaba protectoramente a Sango, la mujer de la cual se enamoró, y eso aumentó aun más mi dolor por el hecho de saber que yo tuve eso que cualquier hombre desea y…lo desperdicié.

—"Este dolor que siento no debe ser nada comparado con el sufrimiento del alma de Kagome…justo antes de morir, paso lo mismo, de nuevo perdí al amor de mi vida, sin embargo esto es diferente…"—por que tu eres diferente, eres…única—sollocé al momento en que sentía que las lágrimas en mis ojos aumentaban considerablemente.

—Inuyasha, se que aún para ti…es demasiado pronto, pero ya han pasado 3 horas desde que la señorita Kagome…dejó este mundo—eso último lo dijo con mucho dolor en su voz el monje, se sabia a simple vista q a duras penas contenía las lágrimas.

—¡Keh! Me importa un comino cuanto tiempo pase, yo…no la dejaré sola—exclamé a todo pulmón, mientras me levantaba y recostaba a Kagome en el suelo, y entonces me percaté de que Sango estaba temblando, de un rápido movimiento, se colocó delante de mi y me dio una tremenda cachetadada, que me devolvió sorprendentemente al piso.

—¡Eres un idiota!¿Como eres capaz siquiera de mencionar su nombre después de lo que le hiciste?, ¡la abandonaste!, ¡decidiste que la vida de Kikyo era más importante que la suya!, ¡tienes alguna idea de todo lo que tu le debías a ella!, ¿de todo lo que la hiciste sufrir?, ¡eres un completo animal!, ¡ni siquiera mereces el derecho de llamarte hombre!—finalizó llorando desconsoladamente al tiempo en que se tiró al suelo y me daba leves golpes en los hombros con los puños cerrados, llorando con la gran desesperación que sentía.

—¡Sango tiene razón Inuyasha!...¡Eres un maldito!, ¡no merecías el amor que te daba Kagome!, ¡ella era capaz de ir hasta al mismo infierno por ti y tu siempre la dejaste en segundo plano!, nunca agradeciste sus atenciones, nunca le diste las gracias, siempre la pusiste en peligro solo por tu estúpido deseo de convertirte en demonio, jamás la correspondiste como ella lo merecía, solamente alejabas a los hombres que podrían haberla hecho feliz, ni siquiera requieres ahora la perla de shikon, ¿para que?, ¡si ya eres un maldito demonio!—gritó Shippo al momento en que me miraba con un gran rencor en su mirada y se acercaba a la exterminadora, quien lo abrazó inmediatamente en busca de consuelo.

—Ustedes no saben…como me siento ahora, no tienen ni la más mínima idea de mi dolor, mi alma esta completamente desecha, por que no pude protegerla y lo que más me enferma es que su muerte es exclusivamente mi culpa, ¡yo fui el desgraciado que faltó a su promesa!, ¡yo le juré en la tumba de mi padre que yo la protegería por siempre! Pero… ¡no la pude proteger ni de mi mismo, soy una mierda!, ¡la peor escoria que puede haber en este mundo eso es lo que soy!—aullé en un vano intento de desahogarme de demostrar cuan importante era Kagome para mi mundo, por que eso es lo que era…mi mundo.

—¿Qué esperas que te digamos Inuyasha?, ¿Qué te felicitemos?, ¿Qué te aplaudamos?, ¿por que al fin el señor se dio cuenta que la joven que lo libró de aquel sello que lo mantuvo inmóvil durante 50 años era más importante de lo que pensabas?—soltó el monje en un tono de reclamo que hizo callar a todos.—La señorita Kagome era…como mi hermana pequeña, la que nunca tuve, y puedo asegurar que ella tomo un puesto irremplazable en nuestros corazones, en mí y en Sango era una hermana, para Shippo ella era como su madre y para ti ella asumía el rol de esposa, ella era única e irremplazable y todos sabíamos eso y agradecíamos a dios habernos encontrado con ella todos los días, pero dime Inuyasha, ¿alguna vez agradeciste su presencia?, ¿nunca sentiste la necesidad de hacerle saber cuan necesaria era en tu vida?, porque déjame decirte que la señorita Kagome no era débil y tu lo comprobaste en el momento en que la encontraste agonizante en el fondo del acantilado, cualquier ser humano, por fuerte que sea habría muerto instantáneamente, pero ella sobrevivió gracias a los increíbles podres que poseía, su deseo de despedirse de todos, no…su deseo de despedirse de ti y darte su perdón la hizo capaz de soportar esa tortura, ¿no me digas que no te habías dado cuenta?, te lo advertí demasiadas veces, que la cuidarás, que aprovecharas cada valioso momento a su lado, pero…pero…no me hiciste caso—añadió el monje levantando su antes cabeza gacha mostrando una gran cantidad de lágrimas en su rostro, déjame decirte, que jamás te creí capaz de algo tan bajo Inuyasha.

Yo solamente fui capaz de bajar mi cabeza completamente arrepentido y avergonzado, sabía que era verdad, cada una de las malditas palabras del trió eran solo, la maldita verdad, pero más maldito yo por ser lo que soy...una bestia.

Se creó un silencio muy incómodo entre todos los presentes, pero más que incómodo doloroso, por que se podían escuchar claramente el sonido de los fuertes sollozos de cada persona, se podía decir que esa noche que era de victoria por la muerte de su eterno enemigo Naraku, se convirtió en la noche más oscura en los corazones de cada uno de ellos. Ellos se lamentaban sin saber que eran observados por al menos 4 pares de ojos, hasta que uno de ellos intervino. Y esa persona era…Kikyo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://whitemikogina.blogspot.com/
Hinamori Amu
Princesa Plut
Princesa Plut
avatar

Mensajes : 618
Edad : 18
Localización : en la ciudad miel con papas

juego del rol
.: princesa isis

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   8th Febrero 2011, 22:26

hay amiga por dios no debes separar esa bella pareja no debes nooooooooooo revivela por favor revivela por favoro si no te atravesare con mi flechapor favor revivela por favorellos dos deben estar juntospor favor amiga no los separesy no metas a kikyo ella es una maldita que se largue no quieo volver a escuchar su nombre no quiero que se valla que se valla lejos ella arruino el amor que se tenia inuyasha y kagomela rompio y mato a esa chica por que por que por que acaso no le da verguenza haber estado destrozando el alma de kagome y aparecer en el momento de su muerteel tuvo la oportunidad de elejiry en ves de elejir a kagomeelije a kikyono es justo que kagome haya sido tan buena para que el elijiera a kikyo no es justo actualiza por favor
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
angel.de.la.estrella
Modera Finc S
Modera Finc S
avatar

Mensajes : 3211
Edad : 24
Localización : en la luna con mi artemis XDD

juego del rol
.: camela / sailor crystal

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   9th Febrero 2011, 11:34

amoga esta muy hermoso pero por favor no pongas groserias en los fics recordemos que en este foro hay menores de edad por favor gracias n_n esta lindo el fic me iso llorar XD jejejej


[img][/img]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lucero4223
Reyna Star
Reyna Star
avatar

Mensajes : 2510
Edad : 18
Localización : mi casa jeje

juego del rol
.: Cientifico Loco

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   9th Febrero 2011, 22:55

hola bueno acabo de empear a leer los fic de inuyasha y ati te quedo exelente ojala puedas actualiarr muy pronto
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
whitemiko
Nueva Aprendiz
Nueva Aprendiz
avatar

Mensajes : 44
Edad : 22
Localización : torreón, coahuila, méxico

juego del rol
.:

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   23rd Febrero 2011, 14:05

“Remordimientos”
La brisa gélida y el cielo nocturno totalmente opacado por gruesas nubes combinaba completamente con la escena que se estaba llevando a cabo en el fondo de un peñasco, en donde se encontraban una exterminadora, un monje, un demonio zorro, un hanyou y el cuerpo de lo que antes era una joven que irradiaba alegría y vitalidad, se podría llamar una sacerdotisa, pero esa fúnebre reunión se vio acompañada de una presencia más y no se trataba de alguien más, más que aquella mujer que era la vida pasada de la joven que era posesivamente apresada por unos poderosos brazos con tal desesperación que parecía que con ello ella volvería a la vida, esa persona se trataba nada más y nada menos que…Kikyo.
Los ojos dorados del hanyou brillaban con gran intensidad, humedecidos por las incontables lágrimas que no paraban de salir de sus tristes ojos, que dejaron de mirar a la joven mujer para fijar su dolorosa mirada en la antigua sacerdotisa, sabiendo el hecho que ella era todo menos bienvenida entre sus amigos, y se atrevía a decir que por él también, los poderosos sollozos de Sango se vieron de improviso frenados, así como los murmullos de Shippo y la ruidosa lamentación de Miroku, y lo sintió, sintió el gran peso de las miradas de odio que sus amigos le dirigían por permitirle a aquella mujer permanecer en el lecho de muerte de…Kagome, con el fin de interrumpir tan incómodo momento me decidí a hablar.
—¿Qué quieres Kikyo?, déjame decirte que en estos momentos soy la peor compañía de todas Kikyo…márchate, no tengo intención alguna de hablar contigo—murmuré a lo bajo, intentando que mi quebrada voz alcanzará a formar coherentemente las palabras, pero lo suficientemente fuerte para que ella escuchara.
—Inuyasha…¿Qué sucede?¿Porque estas de esta manera?, jamás te había visto tan abatido, me atrevo a pensar que ni siquiera con mi muerte sufriste de esta manera, dime, ¿en qué consiste la diferencia?,—articuló con su característica voz…sin sentimiento alguno, pero no pude evitar encontrar que en ella existía un tono de burla e incredulidad, lo cual encendió una llama en mí de desprecio, “¿Cómo puede alegrarse de esto?”, lo que logró que me comenzará a desagradar aún más su presencia.
—¿Qué es lo que quieres decir con eso?¿Acaso te piensas mejor que Kagome?, ¡pues déjame decirte que jamás en mi vida había conocido a una persona más falsa e hipócrita en mi vida!, eres de lo peor, y no puedo dejar de preguntarme cómo es que el estúpido de Inuyasha siempre te haya escogido a ti por encima de Kagome, ¿para qué?, ¡si solamente eres el desecho de lo que alguna vez fue Kikyo y no puedo soportar las ganas de levantarme y borrar esa repugnante sonrisa de tu cara!—exclamó Sango con un gran odio en su voz, al tiempo en que se levantaba amenazadoramente y tomaba su boomerang muy segura de lo que haría, y no estaba dispuesto a interceder de ninguna manera, no después de saber…que todo solo fue un plan retorcido de Naraku y Kikyo.
/////////////////////Flashback///////////////////////////////
Era una pelea dura, pero no podía rendirme, no ahora que Naraku está gravemente herido, pero eso no importa, solo hay una cosa presente en mi mente, y esa es Kagome, no podía dejar de recriminarme mi maldita estupidez, mientras con mi ira incontenible me lanzaba contra Naraku en un acto de desquite, después de todo el fue el culpable de que yo cometiera la más grande estupidez de toda mi vida, aunque dentro de mi, mi conciencia me gritaba con una voz desesperada que no había sido culpa de nadie más mas que mía, mía, y solamente mía, Naraku no me obligó a escoger a Kikyo, si bien me obligó a decidir tuve la oportunidad de mantener la razón de mi vida en este mundo, pero yo de nuevo con mi reverenda estupidez no actué como quería y me ordenaba que actuara mi corazón y ahora hacía todo lo posible y también lo que no lo fuera para quitar del frente a ese maldito malnacido de Naraku, que aun a pesar de estar en desventaja, no se atrevía a dejarme pasar para salvar a Kagome, “claro si aun se puede salvar”, no, no puedo pensar en eso, ella…está viva, lo se porque mi corazón me lo dice, desde siempre mi corazón y el de ella han estado sincronizados, y se que ella está viva, lo puedo sentir.
—¡Maldito desgraciado!¡largo de mi camino basura!¡no puedo perder el tiempo que no tengo contigo!, ¡deja de interponerte!—rugía con odio desmedido y la ira que se rápidamente se acrecentaba a niveles cada vez más alarmantes, pero…nada de eso importa, “por favor Kagome resisite”.
—¿Qué pasa Inuyasha?¿Acaso estás a punto de perder el control, por esa chiquilla?, vamos si ni siquiera te importaba en lo más mínimo, si no la hubieras salvado a ella y no al “amor de tu vida”—aseveró Naraku con su asquerosa voz, añadiendo ironía a las ultimas palabras, pero no le preste atención, no tenía tiempo que perder, debía matarlo o derrotarlo, lo que sucediera primero con tal de lograr mi cometido.
En uno de tantos de mis ataques por fin logré herirlo de gravedad, el ya sabía que su fin se acercaba, pero aún así no perdería su oportunidad, se llevaría a cuantos pudiera con él, si el caía ella también lo haría.
—Inuyasha mmm ¿no te gustaría saber algo?, ya sabes, antes de que me mates, jajajaja creo que te será de gran utilidad—exclamó maliciosamente momentos antes de que me decidiera a lanzar mi último ataque, lo cual me sorprendió un poco, ¿el intentando darme información de utilidad?, ja, seguro solo intenta alargar su miserable vida.
—¡Y piensas que seré tan estúpido para creerte eso!¡Reza lo que sepas maldito!—bramé en un estado de completa ira, no dejaría a ese malnacido vivir ni un segundo más, sin embargo mi ataque desenfrenado fue interrumpido por el báculo de Miroku, que me miraba escondiendo en su mirada una gran duda, pero sin dejar atrás la precaución.
—Espera Inuyasha, tal vez deberíamos saber qué es lo que dirá, al menos podemos hacerlo antes de mandarlo definitivamente al otro mundo, no podemos quedarnos con la duda—comentó seriamente el monje manteniendo su mirada clavada en el medio demonio herido de muerte y que nos miraba con una sonrisa desafiante.
—¡Keh!¡ja!¡Tienes suerte maldito él te escuchará!¡porque yo debo ir a salvar a Kagome!—rugí mientras guardaba mi espada y corría como un poseso hacia el barranco donde…deje caer a Kagome, nunca, nunca dejaré de arrepentirme, pero ahora mismo la derrota de ese bastardo me era equivalente a un comino, cuando justamente iba a lanzarme al precipicio la voz del desgraciado sonó por todo el lugar.
—Déjame decirte Inuyasha que me iré feliz de este mundo porque a pesar de todo pude causarte el mayor de los dolores, porque gracias a mi dejaste morir a la única mujer que realmente te ha amado ¿ y todo para qué?, la “mujer” a la que salvaste es idéntica o peor que yo, después de todo ¿de quién crees que vino el magnífico plan de hacerte elegir entre ellas dos?, vamos Inuyasha, ¡se que puedes adivinar!—finalizó con una asquerosa sonrisa de victoria en su rostro, debido a que logró su cometido, me dejó completamente paralizado por su confesión, y giraba mi cara desencajada hacia él y me decidí a preguntar.
—¿Qué quisiste decir con eso maldito?, quién más que tu podría crear eso malditos retorcidos planes que solo pueden darse en mentes enfermas, ¡solamente conozco a una persona capaz de hacer eso y eres tú!, ¿a quién intentas meter Naraku?—aullé demostrándole que no le creía nada y que no desistiría de salvar a Kagome.
—Jajaja pues déjame decirte que quien formó ese formidable plan, fue nada más y nada menos que ¿quién crees Inuyasha?, de tu inmaculada Kikyo, jajajaja y ¡no puedo creer que ente mundo exista alguien tan estúpido para dejar morir a una mujer perfecta para vivir con una asesina!, si ella fue a visitarme a mi castillo, porque además ella siempre ha tenido acceso a mi castillo, y siempre conoce mis movimientos, y nunca ha intentado pararlos ni avisarte del peligro, y lo más triste es que siempre lo tuviste frente a tus ojos y nunca te animaste a mirar más allá de tu nariz!¡jajaja eres patético!—escupió cada maldita palabra con una gran sonrisa en su cara, no podía dejar de mofarse de mi dolor, y de mi estúpida situación, de nuevo…fui engañado.
—¿Qué pasa Kikyo?¿no dirás nada?, ¿O es que acaso te enorgulleces tanto como yo de tu hazaña?,¡ vamos se aceptan opiniones Kikyo!, jajaja adelante, dile aquí a todos los estúpidos presentes que solo te burlaste de ellos en su cara para lograr quedar como víctima y de paso deshacerte de tu rival, debo decir que ese plan tan sucio no se me había ocurrido ni siquiera a mi—declaró Naraku reforzando mas su maldita sonrisa que me daban unas ganas inmensas de borrársela del rostro, pero… ahora mismo eso no tenía prioridad alguna en mi cabeza, esa verdad fue como si me hubieran lanzado un cubo de agua helada, Kikyo, Kikyo… ¿me traicionó?.
—¡Maldito Naraku!¡pagarás por abrir tu asquerosa boca!¡te aseguro que no vivirás lo suficiente para regocijarte de tu imprudencia!, esta vez ¡verdaderamente me conocerás!—exclamó Kikyo causando una gran tensión en el arco que tenia habilidosamente sostenido entre sus dedos, con una flecha lista para ser usada.
—Jajaja Kikyo, me sorprende tu ingenuidad, después de todo este es ya mi final, no perderé la oportunidad de llevarme a cuantos pueda conmigo, después de todo, además, dime ¿Qué pensará tu querido Inuyasha después de esto eh? también participaste en todo eso y muy gustosamente, si yo caigo, tú te vienes conmigo—gritó con la burla presente en sus palabras y sentí mi corazón doler incansablemente, busqué la mirada de Kikyo y me di cuenta que su porte inexpresivo de siempre se vio alterado por una mueca de incredulidad y desagrado, entonces ¿si es verdad? sin embargo mi corazón no pudo sentirse más miserable, jamás me había sentido así, ¿Cómo pude ser tan estúpido?.
—¡Kikyo!¿Que significa esto?,¿ es verdad lo que dice este infeliz?—mi pregunta fue respondida por una mueca de enfado de parte de ella y eso fue suficiente para que se me parará el corazón, ¡por el amor de todos los dioses!, ¡que mierda acababa de hacer!¡como pudo ser tan imbécil para dejar a Kagome por ella!, maldición es la mayor estupidez que se a podido cometer en la faz de la tierra, en esta época y en la venideras, rápidamente enfoque mi mirada en los demás participantes de la escena, y se detuvo en los rostros de horror puro de mis amigos, y la maldita sonrisa descarada de Naraku, apenas habían pasado si no me equivoco 5 minutos desde que cometí la más grande estupidez de la tierra y todo a pasado, pero solo fue necesario una maldita palabra más de ese infeliz para que explotará.
—Muy bien Inuyasha, te felicito por haber sido tan estúpido para dejarte engañar por Kikyo—agregó mientras aplaudía sonoramente burlándose de mi y de la cara de horror y dolor que debo tener en este momento.—Me has hecho muy fe…—no alcanzó a continuar porque la ira se apodero por completo de mi cuerpo me lance sobre el con toda la furia que era capaz de demostrar en este momento y con un movimiento certero de mi espada logre atravesarle el pecho logrando un atronador alarido de parte de él, sabia que sus encarnaciones, Kagura y Kanna que son las únicas que sobrevivieron, miraban asombradas e incluso con agradecimiento mi acción, pero ni siquiera tuve el placer de escuchar eso porque me lancé al vació en busca de la luz de mi vida…Kagome.
///////////////Fin del Flashback/////////////////////////////////////
Gruñía roncamente y ese gruñido era aumentado en cuanto a volumen y amenaza en cada segundo, de un momento a otro Sango se abalanzó sobre Kikyo logrando tirarla al suelo y jalarla fuertemente de los cabellos, y había comenzado una gran pelea en donde obviamente la exterminadora llevaba la delantera, se podía ver que Kikyo había perdido totalmente la elegancia y se intentaba apartar con desesperación, mientras que Sango encontraba en estirarle el cabello y darle bofetadas aun peor que las que recibe Miroku como un medio muy útil para deshacerse de la rabia y el odio que la embargaba por ser ella participe en la dolorosa muerte de Kagome, solamente se escuchaban el griterío histérico de ambas mujeres y la atención total de Shippo, Miroku y Kirara, hasta que Miroku decidió interrumpir la pelea, tomando a Sango en brazos y levantándola del suelo, para que Sango dejara algo de ella para poder enfrentarse a Inuyasha.
—¡Suéltame Miroku!¡no dejaré nada de ella!¡ella es la culpable de que Kagome haya muerto!¡ella es la culpable de que este sola!¡ella es la culpable de hacer tan miserable mi triste existencia!—exclamaba desesperadamente mientras intentaba con todas su fuerzas librarse del agarre de Miroku y lanzarse sobre ella de nuevo, por lo que Miroku optó por abrazarla con todas sus fuerzas, logrando que Sango se calmara un poco pero…comenzó a llorar furiosamente, mientras Miroku le acariciaba el cabello e intentaba consolarla, ahora mismo, no pienso esperar más, jamás la perdonaré por haber hecho lo que hizo, traicionó mi confianza, por tercera vez, pero…esto le dolió más que si lo hubiera atravesado de nuevo con una flecha, esta vez Kagome murió y su corazón murió con ella, no tendría ninguna consideración con ella, me levanté completamente iracundo, no había nada en este mundo que lograra controlar mi ira, coloqué a Kagome cuidadosamente en el suelo mirando de reojo a mis amigos, no fuera que mientras estoy distraído, se la lleven para…enterrarla.
—¡Kikyo!¡como pudiste!¡eres una…!grrrrr ¡creo que no tendría caso ni decirlo!, ¡jamás te creí capaz de algo tan ruin y despreciable!, yo…confié de nuevo en ti, hasta llegué a pensar que verdaderamente te amaba y decidí que al derrotar a Naraku nos iríamos los dos al infierno para estar....puajjj juntos, ¡pero que idiota de mi parte!, ¡como pude ser tan ciego para no notar tu verdaderas intenciones?, me avergüenzo de mi mismo y te juro que nunca, escúchame bien Kikyo, ¡nunca, te perdonaré por esto!—terminé por exclamar al momento en que me acercaba peligrosamente a ella y a pesar de que ella retrocedió, llegué hasta ella y la tomé fuertemente del brazo, seguramente clavándole mis garras en el proceso y me preparaba para el desenlace de esta dolorosa situación, —y te servirá también saber ¡que ya no te amo! Y ese amor y respeto que sentía por ti y por tu recuerdo se ha convertido en un profundo odio y desprecio,¡ que no creo que ni para el final de mi vida pueda dejar de sentir!—finalicé y la lancé bruscamente al suelo y la miré con ira y desprecio, y comencé a retroceder, pero mi camino fue interrumpido por sus brazos que se sujetaron al mío como si la vida se le fuera en ello.
—¿Es eso verdad Inuyasha?, ¿me odias?, ¡pero si yo te amo!,¡ no puedes odiarme cuando lo que queda de este corazón solamente late por ti y tu recuerdo!, ¡por favor!¡no me hagas esto!—sollozó desesperadamente colocándose de rodillas y abrazando mi brazo y lloraba incansablemente, y continuó mirándome de una manera que jamás creí ver en ella, en sus ojos había arrepentimiento y un profundo remordimiento y se preparó para continuar—¡yo nunca quise que Kagome muriera!,¡ el plan se me salió de las manos!, ¡no pude detener a Naraku!, solamente quería que nos encerrara en un campo de fuerza, del que tu la podrías salvar después o ella misma podría romper,¡ jamás contemplé el hecho de que fuera a lanzarnos a un acantilado!, aunque creo que después de todo,¡ si tengo la culpa de todo!, gracias a mi credulidad, ¡le di la oportunidad perfecta de vengarse de nosotros!, a ustedes los mató por dentro al hacer que tú dejaras morir a Kagome por mi culpa!, Y él sabía que yo no resistiría el verdadero dolor de sentirme odiada por el ser que más amo en este mundo!, todos hemos perdido algo muy importante, pero yo no me puedo comparar contigo, porque…yo debí haber aceptado que yo ya tuve mi oportunidad hace 50 años y no resultó, debí acatar el destino y resignarme,¡ pero no pude!, y ahora me arrepiento terriblemente de haberte causado este horrible dolor a ti y a tus amigos y no me sentí con la fuerza suficiente para contrarrestar a Sango porque yo sabía que me merecía eso y más!, ¡y tiene razón!,¡ yo ya no soy esa sacerdotisa buena y generosa, que hubiera sabido perder y sentirse feliz por ti!, pero tuve que tener mi corazón destrozado para saber todo el daño que te he causado y no solo a ti, si no que más que a nadie a Kagome, cuando ella desinteresadamente me salvó en varias ocasiones de morir, ¡y nunca se lo agradecí!, créeme Inuyasha que nunca dejaré de arrepentirme de haberle causado ese dolor a Kagome, después de todo yo formaba parte de ella, y gran parte de sus sentimientos antes de morir los sentí dentro de mí, el dolor, la decepción, la desesperación y sobre todo el amor, ¡porque ni en esos momentos dejó de amarte!, no puedo competir con eso, ¡no puedo!, y tampoco tengo la intención de hacerlo, te he perdido y está vez para siempre y como me gustaría poder cambiar las cosas, el amor se trata de buscar la felicidad del ser amado por encima de la propia, y ahora más que nunca…¡ deseo eso!, ¡por favor perdóname!—chilló derramando más lágrimas aún y seguía arrodillada y sostenida de él, y el sintió compasión pero aun así su furia no bajaba—Kikyo, levántate, no te humilles de esta manera—murmuré entre dientes.
—Pero…Inuyasha, por favor perdóname yo…—pero la interrumpí, mirándola y queriéndole transmitir todo lo que sentía en ese momento—basta Kikyo, ya…no digas nada, por favor…márchate—finalicé sentándome en el suelo dándole la espalda y apoyando a Kagome en mi regazo y llorar de nuevo sobre su azabache melena—yo…lo siento tanto…Inuyasha—susurró con una voz quebrada, pero ya nada se podía hacer.
De nuevo el ambiente tenso, no se escuchaba nada más que los lamentos y las lágrimas que viajaban presurosas por los rostros de los presentes, incluso de Kikyo, que cayó sentada sobre sus piernas…porque…realmente lo sentía, sentía un gran remordimiento y un gran dolor en el pecho. Y de nuevo la escena fue interrumpida por alguien más, pero algo decía que pronto algunas cosas iban a cambiar.
—¡Señorita Kagome!, ¡no puede morir!, ¡no deje solo al señor Inuyasha!—gritó una muy conmocionada Rin que se dirigía rápidamente hacia el hanyou muerto en vida.
—¡Rin!¡ven acá!¡no te acerques!¡no querrás ver eso después!—vociferaba un muy agitado demonio verde, que corría como desquiciado detrás de la pequeña.
Un momento, si la pequeña niña y el demonio verde, eso quiere decir que Sesshomaru está aquí, miré detenidamente a la pequeña que se detuvo de golpe frente a mí, logrando que el pequeño demonio chocara contra ella y cayera irremediablemente al suelo, causando gran alboroto, que finalicé al fulminarlo con la mirada exigiendo respeto por la memoria de Kagome. Y el pequeño demonio después de recuperarse del susto, se acercó lentamente y mostró una reverencia, lo cual me sorprendió mucho y el youkai habló.
—Rin y yo sentimos mucho la muerte de la joven sacerdotisa y el amo también lo hace, nuestro más sentido pésame por su pérdida—aseguró Jaken y la pequeña Rin de improviso se lanzó sobre el dándole un abrazo consolador sorprendiendo a todos.
—Señor Inuyasha, Rin siente muchísimo la muerte de la señorita Kagome porque Rin sabe lo mucho que usted la quería lo más que debe extrañarla en estos momentos, y Rin quiere decir que a pesar de todo la señorita Kagome no estaría feliz de verlo en estas condiciones y Rin también quiere decir que usted siempre contará conmigo y con el amo Sesshomaru, por favor ya no esté llorando—finalizó mientras soltaba su agarre y me miraba decididamente a los ojos Transmitiéndole seguridad y consuelo y no pude más que sentirse agradecido por lo que ahora fui yo el que abrazó a la pequeña.
—muchas gracias…Rin—susurré deshaciendo el abrazo y dejándola levantarse sin poder evitar darse cuenta la mirada de dolor que Rin dirigió a su amada y luego retrocedió un poco, como si supiera que alguien más quería hablar con él, y entonces lo notó era…Sesshomaru.
HOLA!!!siento tanto haberme tardado tanto!!!pero es que la inspiracion no mas no llegaba!!!kimiko tambien se disculpa!!!!y queremos decir que para los fans de kikyo!!!NO ES UN FIC ANTI-KIKYO!!!!!les juro que todo se va a arreglar!!!y no se imaginan de que manera!!!!!asi que pueblo por favor calma, lo entenderan en la proxima conti!!!!por cierto!!ni crean que me inspire demasiado con este fic NOOO son solo 7 hojas de word (traumada)xD jejeje bueno espero que me dejen comentrarios, se aceptan criticas constructivas, tomatazos, lechugazos y lo que sea!!!xD espero que hayan notado que ya cambié la manera de escribir y tambien espero que haya sido para bien!!!!ojala les haya gustado!!
XOXO
bye!!!






Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://whitemikogina.blogspot.com/
lucero4223
Reyna Star
Reyna Star
avatar

Mensajes : 2510
Edad : 18
Localización : mi casa jeje

juego del rol
.: Cientifico Loco

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   23rd Febrero 2011, 17:50

Amiga te quedo bellisimo actualiza pornto plis
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hinamori Amu
Princesa Plut
Princesa Plut
avatar

Mensajes : 618
Edad : 18
Localización : en la ciudad miel con papas

juego del rol
.: princesa isis

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   24th Febrero 2011, 19:03

amiga noooooooo no quiero que kikyo aparesca mas no no no no no no no no no no
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
angel.de.la.estrella
Modera Finc S
Modera Finc S
avatar

Mensajes : 3211
Edad : 24
Localización : en la luna con mi artemis XDD

juego del rol
.: camela / sailor crystal

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   26th Abril 2011, 06:17

waw amiga muy bueno el fic me encanto n.n pero te dejo pasar el garavato e.e ya que fue 1 vez aun q no debe ser asi e.e bueno sige asi pero no con la groseria XD jajjaja cuidate esta hermnoso me encanto n.n cuidate


[img][/img]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
whitemiko
Nueva Aprendiz
Nueva Aprendiz
avatar

Mensajes : 44
Edad : 22
Localización : torreón, coahuila, méxico

juego del rol
.:

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   3rd Mayo 2011, 22:07

Aunque no lo creas…te ayudaré
La fría brisa delataba el tiempo, que había pasado imperturbable a los hechos, aproximadamente habrán pasado doce horas desde la muerte de ese ser maligno, pero también seis horas desde la tragedia, la muerte de aquella muchacha, que ocupaba un lugar especial en los corazones de cuantos la conocieron, Inuyasha mantenía fuertemente asida su cuerpo sin vida, observado tristemente por sus mejores amigos, la exterminadora, el monje, el demonio zorro y la fiel Kirara.
Pero no solamente estaban presentes ellos, también estaba una sacerdotisa, que sentía un hueco en el corazón por el peso de conciencia, remordimientos, y sobretodo…arrepentimiento, una niña que se encontraba algo alejada del muerto en vida hanyou, cerca de los amigos del desdichado, se encontraba hecha un ovillo, abrazando sus rodillas, llorando silenciosamente, observada de cerca por un demonio rana bastante perturbado, que a pesar de todo, no se mantenía ajeno al pesar en ese entorno, pero el ser que en este momento llamaba la atención de todos los presentes, era un youkai albino, de cabello largo y platinado, con una estoica mirada, que miraba imperturbable aquella escena, si no fuera porque todos lo conocía, bien podría haber sido pasado por una estatua griega.
—Inuyasha…¿Cómo es que has llegado hasta esto?,—inquirió con su acostumbrado rostro inexpresivo, aquella era una pregunta retórica, que no esperaba respuesta, ausentemente observó como Inuyasha hacia un pequeño movimiento para quitarse el haori y ponérselo a la humana muerta—¿esa mujer…no es acaso aquella que a permanecido a tu lado frente a todo?, incluso llegó a hacerme frente a mí, el gran Sesshomaru, solamente por protegerte a ti, sin importar si perdía su vida en el proceso— expresó si ninguna emoción, manteniendo su rostro impecable sin rastro de un solo sentimiento o por lo menos…no la demostraba.
—Cierra la boca Sesshomaru, ¿estás ciego?, ¿o es que acaso eres tan maldito como para venir a burlarte de mí?, ¿tanto me odias?—interrogó escrutándolo afanosamente con la mirada, buscando en sus acostumbrados inexpresivos ojos una respuesta, y por un segundo le pareció ver algo de sentimiento en sus ojos, como…pena.
—No se trata en este momento de mí, después de todo tu te llevas el estelar en este momento hermanito, yo no soy el culpable de ninguna muerte, solo me irrita demasiado no haber llegado a tiempo para matar a ese malnacido, pero veo que te tomaste bastante en serio eso de asesinar, ya que hasta mataste a tu propia mujer…patético—respondió ácidamente escrutándolo de la misma manera con la mirada, con un leve deje de rencor en sus palabras, y escupiendo las últimas como si se tratara de algo que lo molestase en sobre manera, sus palabras lo golpearon duramente, sabía que el diría algo que doliera, pero no sabía que le dolería tanto escuchar esas palabras salir de su boca, es como si el sentimiento de culpa y soledad se multiplicara, al sentir el rechazo de sus sangre…pero si el siempre le ha rechazado.
—No es necesario, que me repitas lo que ya sé, ninguna palabra tuya es capaz de herirme más de lo que ya estoy, aunque no lo creas, yo si quería a Kagome, y no veo de que pueda servir tu presencia aquí, si ya notaste que no sirvo en estos momentos ni para hacerte frente Sesshomaru—articuló penosamente intentando que su voz no sonara tan rota como hace unos momentos, obviamente fracasando espectacularmente, demostrando lo cuan cerca se encontraba de romper en llanto aunque fuera él quien le viera, solamente servía para intentar mitigar el fuerte dolor que opaca su triste existencia, es como si estuviera vivo, pero al mismo tiempo no lo estuviera, así es como se sentía muerto en vida.
—Que indignación, tú te llenabas el hocico de decir que tú eras digno hijo del gran Inu no Taisho, pero seguramente el se debe estar retorciendo en su tumba, de la cólera que debe sentir en estos momentos, y no solamente él, sería capaz de decir que incluso tu madre la siente, eres indigno de tu sangre—expresó modificando su inexpresivo tono de voz a uno que aumentaba gradualmente de intensidad hasta llegar a casi gritar acercándose peligrosamente a su medio hermano que ni siquiera se inmutó, ya que parecía que estuviera clavado al suelo y su única función fuera la de no dejar que el cuerpo inerte de Kagome no tocara el suelo, una vez casi chocando con él Sesshomaru lo levantó salvajemente sujetándolo fuertemente del kosode, levantándolo completamente del suelo, pero ni así el se atrevía a soltar a su amada.
—¿Qué es lo que quieres Sesshomaru?, te aseguro que ni aunque me muelas a golpes podrás lastimarme más de lo que ya estoy, y si deseas pelear mucho menos, ya que no puedo ni mantener la cabeza erguida, lamento arruinar tu diversión—aseguró cansadamente Inuyasha expresando la poca importancia que le daba a que el prácticamente lo estrangulara con su propia vestimenta, pero de un segundo a otro un pensamiento llegó como si le hubieran dado una patada, haciendo que reaccionara empujando fieramente a su hermano y callera hábilmente al suelo evitando que a Kagome se le moviera ni un solo cabello, abrazándola aún más fuerte contra sí protegiéndola—ni se te ocurra dañarla a ella o no dudaré en matarte Sesshomaru—gruñó amenazadoramente con una voz tan ronca que parecía que su garganta se estuviera rasgando al permitir una voz tan ronca como aquella logrando hacer que un profundo estremecimiento cruzara las columnas vertebrales de todos los presentes, incluso del príncipe de las tierras del oeste pero este a diferencia de los demás pudo ocultarlo en lo medida de lo posible, siendo el único vestigio abrir un poco más sus ojos, pero solo durante unos escasos instantes que nadie…excepto su hermano alcanzó a notar.
—Inuyasha, eres imbécil, no puedo creer que defiendas más el cuerpo de una mujer muerta en lugar de cuando estaba viva…aunque tiene sentido, parece que tu le encuentras más atractivo a un cadáver que a una mujer viva, y eso puede corroborarlo todo el mundo…en especial esa “mujer” de barro—acotó seriamente el Daiyoukai mirando acusadoramente a la sacerdotisa que solo atinó a bajar avergonzadamente la cabeza ocultando sus ojos bajo su flequillo, para desviar su pesada mirada después a su medio hermano que reprodujo la misma acción que la sacerdotisa pero no se atrevía a interrumpirlo y solo escuchaba en silencio aceptando cualquier palabra que provenga de él, a pesar de lastimarlo—me avergüenzo de ti Inuyasha hasta había llegado a aceptarte como mi…—interrumpió pesadamente sus palabras haciendo que las orejas de Inuyasha se movieran débilmente en su dirección esperando que continuara—no tiene caso decirlo, tu ya no eres nada—finalizó cansadamente el demonio mirando por última vez a su hermano para darse la vuelta y comenzar a caminar esperando silenciosamente que sus acompañantes lo siguieran cosa que no tardó demasiado en cumplirse, siendo seguido por ellos se proponía a continuar su camino cuando una débil voz lo detuvo.
—Dilo Sesshomaru—susurró inesperadamente Inuyasha apenas moviendo los labios, captando de inmediato la atención del Daiyoukai deteniéndose para volver su rostro intentando enfocarlo, encontrando a su hermano dejando cuidadosamente a Kagome en el suelo para después levantarse lentamente y por primera vez Sesshomaru vio sus ojos, los cuales carecían por completo de aquel brillo de vida que poseían en antaño, que su incluso él a duras penas pudo disimular la sorpresa de ver a su hermano pequeño de esa manera.
—Dilo Sesshomaru, me habías aceptado como tu hermano—completó con una voz completamente rota formando trabajosamente una sonrisa irónica completamente retorcida, dejando caer pesadamente sus brazos a sus costados al erguirse por completo—incluso a ti te decepcioné, soy una completa basura, jamás en mi vida había caído tan bajo—inquirió apesumbradamente manteniendo la mueca irónica en su rostro, pero unos momentos después juntó valor para ver a la cara a su hermano mayor, para después decir algo que dejaría completamente helado al mayor—mátame—soltó el medio demonio completamente seguro de sus palabras dejando completamente atónitos a todos los presentes y sus amigos solo alcanzaron a manifestar un grito ahogado y Sango rompió de nuevo en llanto, su hermano permaneció en su misma pose solamente observándolo, pero una chispa de rabia se encendió en su interior.
—Por favor mátame, eres el único que aceptaría hacerlo, además no creo que te sea muy difícil…siempre has buscado hacerlo, te doy la oportunidad de cumplir tu deseo, te entrego a Tetsusaiga, pero por favor acaba con mi miseria, te lo ruego—suplicó rompiendo por completo su faceta calmada demostrando la gran desesperación que sentía en su interior hasta llegar al extremo de dejarse caer sobre sus rodillas con ánimos de implorar el cumplimiento de su petición, pero no esperaba ser levantado bruscamente del suelo tomado por el kosode, levantando cansadamente sus opacos ojos logrando enfocar a su hermano completamente colérico que muy apenas podía mantener la calma, de pronto en su cara sintió un tremendo dolor, había recibido un tremendo puñetazo que dejó en un silencio sepulcral a todo el prado, apenas escuchándose unos pequeños grillos, que eran todo el sonido presente en la atmósfera, y los espectadores dirigieron una angustiosa mirada a los hermanos, imaginando lo peor.
—No puedo creer estar escuchando esas malditas palabras salir de tu boca—formuló trabajosamente intentando mantener al margen la inmensa rabia que sentía en esos momentos—este no eres tú, ¿cómo osas rogar de esa manera?, tu jamás en tu vida suplicaste nada, que tan desesperado estás como para ansiar la muerte de esa manera—exclamó completamente fúrico zarandeándolo salvajemente intentando por primera vez en su vida intentar hacerlo entrar en razón, la mano de su medio hermano se posó suavemente en los puños que se formaban al sujetarlo tan fuertemente de la vestidura, frenando al instante la terrible sacudida.
—Mucho más de lo que puedas llegar siquiera a imaginar—respondió dejando atónito al Daiyoukai que por primera vez en su vida no sabía que decir—soy el culpable de la muerte de la única persona que verdaderamente me amó sinceramente, que compartía su vida conmigo, que me aceptaba tal cual era, después de eso no merezco siquiera respirar el aire que ella alguna vez respiró—explicó al borde del llanto que se mantenía pobremente contenido en sus párpados mostrando completamente cristalinos sus ojos, nublando por completo su vista—no soy capaz de ver a la cara a mis únicos amigos, amigos que ella me ayudó a conseguir, no soy capaz de ir con su familia a decirle que ella murió gracias a mí, ¡porque yo no la salvé!, no soy capaz de escuchar a su madre quebrarse en llanto, abrazando desesperadamente a su pequeño hijo que no pararía de llorar desconsoladamente, seguido de cerca por un señor de avanzada edad completamente destrozado, y sobre todo no soy capaz de escuchar como ellos aun en medio de sus dolor intentarían mitigar el mío, ¡diciéndome que no fue mi culpa!, ¡me escuchas no soy capaz soportar eso!, ¡una vida sin ella es peor que el infierno!—finalizó liberando las gruesas lágrimas que permanecían rezagadas en sus ojos, llorando lastimosamente en frente de su hermano, llorando como nadie jamás pensó a llegar a ver a alguien haciendo eso, sollozando desgarradoramente de una manera que destrozaba por completo el corazón de cualquiera, lloraba completamente fuera de sí, sin importarle llorar enfrente de su hermano que lo mantenía firmemente apresado por su ropa elevándolo varios centímetros del suelo, nada le importaba.
Incluso para aquel ser frío e inexpresivo que era Sesshomaru aquello fue completamente doloroso, el jamás en su vida había sentido pena o compasión de esa manera, y le dolía más el ver a su único familiar de esa manera, si…por primera vez en su vida el youkai mas frio de Japón sentía empatía por alguien más, sentía su pecho contraerse dolorosamente dándole la sensación de que le faltaba el aire, una sensación que nunca antes en su vida experimentó, casi ni escuchaba los alaridos que fueron desatados por los demás espectadores, el llanto desgarrador de Inuyasha solo contribuyó más a que el ambiente tenso se fortaleciera desatando el llanto masivo antes contenido, cada uno llorando de la peor manera, pero sin embargo ninguno se le acercaba al de Inuyasha.
De repente se él agarre sobre el sobre el aumentó y con voz enronquecida agregó—si es así…¿Cómo fue posible que la dejaras morir?, ¿de donde sacas que la amas cuando tu preferiste la “vida” de un cadáver?, ¿en que te basas para decir que realmente la amabas?—espetó furiosamente prácticamente atravesando con sus garras la tela del kosode de Inuyasha, aquellas preguntas retóricas pareciera que hubieran aumentado el pesar de su medio hermano, que aumentó aún más el ritmo de su llanto, agudizando los alaridos desgarrados que provenían de su lastimada garganta, Sesshomaru se decidió a continuar—llegué justamente en el momento que esa mujer se estrellaba letalmente con el suelo, pude escuchar en ese instante como todos sus huesos se rompían y el ruido de la sangre estrellarse contra tu cara—expresó seriamente manteniendo el tono de ira contenida en su voz, después de inhalar superficialmente continuó—nuestro padre…dio su vida para salvarlos a ti y a tu madre, ese era amor—señaló callando durante algunos instantes para añadir una última cosa— ¿Cómo osas decir que amabas a esa humana cuando tú mismo la dejaste morir?—finalizó retóricamente mostrando una parte de su rabia, se sentía traicionado, decepcionado, pero sobre todo culpable, es su culpa que él fuera así, después de todo…lo dejó solo, pero se sentía decepcionado al saber que su hermano se había traicionado a sí mismo.
—Es simple…porque soy un completo estúpido, por negarme todos los días que amaba a esa chiquilla, por la misma razón por la que la llamaba fea, insoportable y gritona, por lo mismo que seguía a Kikyou dejándola a ella con el corazón destrozado y expuesta al peligro, porque soy un ser despreciable, porque no merezco nada…ni siquiera lástima, por eso, porque soy un estúpido…un completo animal—finalizó sin detener ni un momento el llanto, pero tampoco se cubría los ojos, no se avergonzaba de llorar aun enfrente de su hermano, y el solo podía ver los ojos vacios y muertos que no reflejaban nada, no podía más con esta sensación que sentía le carcomía las entrañas poco a poco, debía hacer algo e hizo lo que mejor le pareció.
Inesperadamente realizó una acción que nunca antes había sido practicada, dejo el agarre de hierro que ejercía sobre el haori de Inuyasha, para atraerlo a él de una manera casi desesperada, cerrando aquel contacto con sus brazos, que apretaban fuertemente a su medio hermano contra su pecho, el cual apenas notó su acción no tardó demasiado en agradecer el apoyo correspondiendo efusivamente su abrazo, llorando de una manera aún peor de lo que ya lo hacía, el Daiyoukai aun no entendía porque había hecho eso, pero no intentó indagar más en el asunto, sentía que si dejaba que su hermano menor siguiera llorando de esa manera sin ningún consuelo, se le desgarrarían las entrañas, colocó su mano izquierda sobre la parte posterior de la cabeza de Inuyasha, apretando aun mas su abrazo y para consuelo de él, el llanto de su hermano comenzó a menguar gradualmente hasta que prácticamente había dejado de llorar, acción que había dejado completamente empapado el hombro de Sesshomaru, cosa que el dueño no tomo ninguna importancia, suavemente fue aflojando el agarre hasta dejar que los pies de Inuyasha tocaran de nuevo el suelo, rompiendo por completo el abrazo nunca antes practicado.
—¿Por qué?—preguntó apenas entendible un muy confundido, pero indudablemente reconfortado y agradecido Inuyasha, que observaba a su hermano como su fuera la primera vez que lo veía y posiblemente en cierta forma era verdad, por primera vez lo veía como lo que era, su hermano, sin necesidad de mostrar una máscara de hostilidad para ocultar su tristeza de ser rechazada.
—Porque eres mi único hermano…y no permitiré que caigas de esta manera—explicó acercándose lentamente a sus hermano que se había dejado caer pesadamente al suelo al escucharlo hablar, hincándose hasta quedar a su altura, algo que dejó completamente atónitos a todos los amigos de ambos, que habían dejado de lado su lamentación para escuchar la conversación tan insólita de los hermanos, firmemente colocó su mano sobre su hombro en un acto en el que intentaba transmitirle algo de su fortaleza y templanza, cosa que para alegría del mayor pareció lograr, ya que Inuyasha se tranquilizó y se apresuró a continuar—todo este tiempo me e desentendido por completo de mis obligaciones como hermano mayor, bueno…en su mayoría, a la muerte de tu madre…debí haberte llevado conmigo, cosa que no hice, por eso…—acotó interrumpiendo su frase para inhalar fuertemente, como si lo que dijera a continuación le costara mucho trabajo después de tan solo unos instantes continuó—quiero pedirte perdón por ser tan despreciable e irresponsable contigo, debí haberme hecho cargo de ti como marca la ley, por eso me siento muy avergonzado y me arrepiento de no haberlo hecho yo…—expresó cambiando su acostumbrada mirada inexpresiva por una llena de culpabilidad, algo que por supuesto…nunca antes fue visto, el pequeño demonio verde que acompaña a Sesshomaru chilló que parecía que le hubiera dado un infarto y se desmayó pesadamente en el suelo, fue observado curiosamente por un segundo por Rin para después pasar a ser ignorado completamente.
—No tengo nada que perdonar…hermano—respondió suavemente Inuyasha colocando su mano sobre la de su hermano que permanecía en su hombro derecho, dándole un cariñoso apretón, tan solo duraron unos instantes observándose, cuando inesperadamente Sesshomaru se levantó dejando a la expectativa a Inuyasha que lo observó de soslayo esperando alguna explicación, de repente el silencio fue roto por unas palabras que para Inuyasha sonaron como el canto de los mismísimos ángeles.
—Si es verdad lo que dijiste, aunque no lo creas…te ayudaré, quítale el haori y déjala en el suelo—acotó seriamente Sesshomaru, observando como instantáneamente al termino de sus palabras Inuyasha por primera vez en su vida lo obedeció de inmediato, quitándole el haori y tendiéndola cuidadosamente en el suelo, observando de manera esperanzada a su hermano, quien sacó ágilmente a Tenseiga, que tan solo fuera de su vaina comenzó a palpitar, señalando que su cooperación en el asunto, Inuyasha esperaba completamente desesperado el momento en que diera su estocada que significaría el comienzo de una nueva vida, no solo para Kagome, sino también para él, los amigos de ambos lloraban de felicidad y esperaban anonados la actuación de Tenseiga, incluso Kikyou, deseaba con todo su ser que ella volviera a la vida, ya que ahora se dio cuenta que solamente ella puede hacerlo feliz.
—Tenseiga, confío en ti—murmuró al visualizar a los mensajeros del infierno, que tenían completamente rodeado el cuerpo de la mujer de su hermano, y tan solo un instante después realizó una poderosa estocada con la que acabo con todas esas desagradables criaturas, que se desvanecieron en medio de infernales chillidos, para después comenzar a teñirse de rosa las preciosas mejillas de Kagome, es como si la luz que siempre irradiara de nuevo regresara a su cuerpo, Inuyasha se acercó inmediatamente al cuerpo de Kagome, sentándola en su regazo a la expectativa, esperando tan solo un sonido o un movimiento que le dijera que era verdad, para alivio de los hermanos se comenzó a escuchar un tranquilo y constante palpitar, que les regresó el alma al cuerpo, el mayor satisfecho guardó su gran espada agradeciéndole mentalmente su ayuda, aguardando al igual que todos una señal de vida, los amigos de ambos hermanos se encontraban de un momento a otro a su lado, de igual manera…esperando completamente esperanzados.
Parecía que esos segundos se habían convertido en horas, para todos los presentes que no podían controlar el acelerado ritmo de su corazón, de pronto, los ojos de la joven se iban abriendo mostrando los preciosos irises color chocolate de su dueña, en ese mismo instante los ojos de Inuyasha volvieron a irradiar la misma luz de siempre e incluso más, apretó más el agarre sobre su cintura y apenas perfectamente abiertos sus ojos, arremetió en un terrible ataque de tos que asustó a casi todos los presentes, exceptuando a los hermanos perro y a la pequeña Rin.
Ni siquiera había terminado de toser cuando fue capturada en el abrazo más cálido y aprensivo de su vida, la joven solo alcanzó a abrir extremadamente sus ojos y escuchar atentamente las palabras de su amado que parecía que no tenía suficiente tiempo para poder disculparse.
—¡Kagome!, ¡estas viva!, ¡no sabes que feliz soy!, ¡por favor perdóname!, ¡ya estás aquí!, ¡me hacías tanta falta!, ¡ten por seguro que nunca volverás a estar en peligro!, ¡perdona mi estupidez!, ¡yo soy un…—gritaba agitadamente Inuyasha mientras abrazaba a Kagome como nunca y besaba su coronilla un sin número de veces, y se movía de adelante hacia atrás como si estuviera arrullándola como si se tratara de una niña pequeña, ignorando los gritos eufóricos de sus amigos y después de terminar de asegurarse de que ella verdaderamente estaba ahí dirigió una mirada llena de agradecimiento a su hermano, que observaba complacido la escena, le dirigió una sonrisa agradecida y agregó—muchas gracias hermano, te estaré agradecido toda la vida—aseguró jubiloso, sintiéndose verdaderamente feliz en ese momento, a lo que Sesshomaru sonrío.
—Deberás cuidarla, porque si no lo haces, yo mismo me encargaré de matarte Inuyasha, recuerda, no hay segundas oportunidades—señaló dándose la media vuelta siendo inmediatamente seguido por sus acompañantes, y se perdieron entre los árboles.
—Kagome, que bueno que estas viva, nunca había sido tan feliz, por fin te recuperé—murmuró al oído de la azabache, y después el porte del chico se entristeció un poco para después decir—entiendo si no quieres perdonarme Kagome, lo que hice no tiene perdón, pero…te demostraré que…—expresó apesumbradamente Inuyasha hasta que fue oportunamente interrumpido por Kagome, quien colocó su pequeña mano en su rostro, acariciando suavemente su mejilla, sin embargo los ojos de Kagome aún tenían aquella mirada vacía y dolorosa, y en ese instante el suave tacto de su mano tranquilizó completamente al medio demonio que esperaba su respuesta, que no tardó en llegar.
—¿Estás seguro de tu decisión Inuyasha?—preguntó suavemente sin quitarle sus bonitos ojos chocolates de encima, en respuesta Inuyasha disfrutó de su toque y tomó su mano entre las suyas para besarla y contestar.
—Nunca estuve más seguro de algo Kagome, no me volveré a alejar de ti—aseguró absolutamente seguro de sus palabras, mirando directo a los ojos a Kagome, y ella al escuchar esas palabras tan esperadas, nubló sus ojos de lágrimas que bajaron ávidamente por sus mejillas, abrazándolo efusivamente, llorando de felicidad y se sintió aun más feliz al escuchar—te amo Kagome…nunca lo dudes, que no volveré a hacerlo yo, solo espero ser suficiente para ti—finalizó el medio demonio correspondiendo eufórico su abrazo enterrando su cabeza en su cabello negro azabache aspirando aquel olor que lo había enamorado.
—Eso es más que suficiente para mí, porque para mí…tu significas todo—respondió radiante deshaciendo el abrazo para después recibir el tan esperado beso, aquel con el que algún día soñó y hoy se está cumpliendo.

Hola amigas!!!!!!!!!!siento mucho haberme tardado tanto en actualizar!!pero es que quería escribir una buena conti digna de mis distinguidas lectoras que me han seguido, solo faltan pocos capítulos, pero de seguro no se arrepentirán de leerlos, agradezco el apoyo de todas!!!!y todos si hay chicos xD espero que les haya gustado y de ser asi me lo digan en un lindo comentario, a todas acepto sugerencias, que podría tomar en cuenta, ya que aun no esta terminada la historia!!!gracias a todas por su apoyo!!!y no me maten por dejarlo hasta ahí!!!fueron poquitas hojas no?solo 8 xD disculpen la costumbre de hacer mas hojas xD espero hayan disfrutado de la lectura y nos leemos!!
XOXO
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://whitemikogina.blogspot.com/
lucero4223
Reyna Star
Reyna Star
avatar

Mensajes : 2510
Edad : 18
Localización : mi casa jeje

juego del rol
.: Cientifico Loco

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   4th Mayo 2011, 16:15

amiga fue espectacular casi me dejas llorando toda la tarde pèro de felicidad jiji pero encerio fue genial y no te preocupes por el tiempo que tardes nosotras esperamos y entendemos la razon aunque normalmente es por estudios jaja no tengo critica pesismista si no optimista jaja aunque me cae bien kagome y si me alegra que se haya quedado con inuyasha pero kikyo tambien asia una bonita pareja jijiji espero leer el siguiente capi pronto y lastima que solo faltan poquitos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hinamori Amu
Princesa Plut
Princesa Plut
avatar

Mensajes : 618
Edad : 18
Localización : en la ciudad miel con papas

juego del rol
.: princesa isis

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   4th Mayo 2011, 16:18

¡¡¡Wow!!! impresionante mas que mi vida jaja me dejaste en shok espero tu siguiente capi y que bueno que se sienta mal kikyo que arda en las llamas del infierno
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
angel.de.la.estrella
Modera Finc S
Modera Finc S
avatar

Mensajes : 3211
Edad : 24
Localización : en la luna con mi artemis XDD

juego del rol
.: camela / sailor crystal

MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   13th Mayo 2011, 08:11

waw amiga me dejaste asi O.O waw nunca pense que seshumaru aria eso? jojojo pero se espera mucho jejeej me alegro que todo aya salido bien y espero la actualisacion con ancias jejeje amiga muy buenisimo la actualisacion cuidate bye n.n


[img][/img]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)   

Volver arriba Ir abajo
 
Mi amor por ti es más importante que cualquier cosa (romance drama)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» **" La amistad es lo más importante"**
» El dia del amor y la amistad requiere de su ayuda
» Morir de amor [+13]
» Amistad Vrs. Amor (JiraxTsuna)
» Una Épica Historia de Amor

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Juegos de Animes :: CREACIONES :: Fan Fic`s :: Fic`s de Inuyasha-
Cambiar a: